El Premio Nóbel de Física en el año 1997, Claude Cohen-Tannoudji, considera que la unión entre el arte y la ciencia aporta una nueva visión del universo de una forma complementaria y que los experimentos en ambas disciplinas han modificado nuestro tiempo y el espacio en el que vivimos.

"Pienso que las diferentes ramas de la cultura, las ciencias y las artes deben estar en contacto y mantener lazos porque estoy convencido de que la ciencia es una parte integral de la cultura que permite tener una nueva visión del universo en el que vivimos y esos experimentos han modificado nuestro tiempo y espacio y la materia de la que estamos constituidos que son los átomos", ha manifestado.

Cohen-Tannoudji, que interviene en Cáceres en el congreso 'La luz al servicio del hombre', expondrá en este coloquio internacional sus experimentos en torno a la luz y la importancia del enfriamiento de los átomos a bajas temperaturas a través del láser, que le hicieron merecedor del galardón internacional.

Así, en la ponencia prevista para mañana martes en la iglesia de la Preciosa Sangre de la capital cacereña, hablará sobre la aplicación de sus investigaciones en la construcción de relojes atómicos "mucho más precisos que los que existen actualmente", ha dicho, y que tienen mucha utilidad para mejorar los sistemas de localización por GPS.

"Con esta investigación se pueden fabricar girómetros que tienen mucha utilidad para medir velocidades de rotación muy lentas y que por lo tanto tienen mucha utilidad en el ámbito de la navegación", ha explicado el Nóbel de Física, que ha añadido que también "se pueden poner a prueba teorías como la de la relatividad general con este tipo de experimentos", ha señalado el científico en un encuentro con los medios minutos después de la inauguración de este coloquio internacional que reúne en la capital cacereña a diversos expertos de varios países para reflexionar sobre varias disciplinas.

Cabe recordar que Claude Cohen-Tannoudji (Constantina, Argelia, 1 de abril de 1933) es un físico franco-argelino de origen sefardí que trabaja en la École Normale Supérieure de París, donde también estudió. Recibió en 1997 junto a Steven Chu y William Daniel Phillips el Premio Nóbel de Física por su trabajo independiente y pionero en el enfriamiento y atrapado de átomos usando luz láser.

Cohen-Tannoudji es uno de los ponentes del coloquio que se ha inaugurado este lunes en la capital cacereña y que contará con la presencia de relevantes científicos y expertos a nivel nacional e internacional en diferentes disciplinas.

El coloquio está organizado por el Gobierno de Extremadura con la Academia Europea de Ciencias, Artes y Letras (Aesal) y contará con 18 ponencias a lo largo de tres días que versarán sobre temas relacionados con la física, la medicina y las matemáticas, entre otras disciplinas.

También se debatirá sobre 'El papel de Europa y los países emergentes en un mundo globalizado interdependiente' o sobre la situación de 'España en la internacionalización de la economía' con la intervención, en este caso, del Alto Comisariado para la Marca España y miembro de Aesal, Carlos Espinosa de los Monteros.

La Academia Europea de Ciencias, Artes y Letras celebra anualmente un coloquio, en el que cada año elige una temática diferente. Así, por ejemplo en 2012 este coloquio se celebró en Dublín (Irlanda); en 2013 en París (Francia), y en 2014 ha sido Cáceres la sede elegida para este encuentro que abordará la importancia de la luz en todos los aspectos artísticos y científicos.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.