Al menos 102 trabajadores murieron el lunes en la explosión de grisú en la mina de carbón "Uliánovskaya", en la región siberiana de Kémerovo, informó el departamento local del ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia.

La agencia Interfax cifró en 186 el número de mineros que se encontraba en el interior de la explotación en el momento del accidente.

"Han muerto 102 personas, 93 fueron rescatadas y se desconoce la suerte de otras ocho, que se encuentran desaparecidas", dijo un portavoz de Emergencia.

Las autoridades locales informaron del rescate de 55 trabajadores, de los cuales cinco resultaron heridos.

La agencia Interfax ha cifrado en 186 el número de trabajadores que se encontraban en la mina antes de la explosión

El ministro de Emergencia, Serguéi Shoigú, viajó a Kémerovo para dirigir las operaciones de rescate en la mina.

Un portavoz de la Administración regional de Kémerovo indicó en declaraciones a la agencia oficial rusa Itar-Tass que todos los obreros sacados a la superficie con heridas han sido hospitalizados .

LTres días de luto

Según versiones preliminares, la explosión, ocurrida en una de las galerías de la mina poco antes del final del primer turno laboral, no llegó a provocar un incendio y sólo originó un escape de polvo de carbón en uno de los pasos subterráneos.

El gobernador de la región de Kémerovo, Amán Tuléyev, también se desplazó al lugar del accidente.

La mina "Uliánovskaya", ubicada en la tradicional cuenca hullera de Kuzbass, fue puesta en explotación en octubre de 2002 y es considerada una de las más modernas del consorcio "Yuzhkuzbassúgol".

La mina se ubica en la principal cuenca hullera de Rusia

La cuenca hullera de Kuzbass es el principal proveedor de carbón de Rusia con varias decenas de yacimientos operativos.

La autoridades de la región siberiana de Kémerovo decretaron hoy tres días de duelo en memoria de la víctimas de la tragedia minera.

Por disposición de Tuléyev, los próximos días 22, 23 y 24 las banderas de Rusia y la enseña regional permanecerán izadas a media asta y quedan suspendidas en esas fechas todas las actividades recreativas públicas

En abril de 2004, a causa de una explosión en la mina "Taizhina", murieron 28 trabajadores, el accidente más trágico ocurrido en la minería rusa desde enero de 1998.