La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), ha expuesto en Córdoba sus trabajos en mejora de leguminosas, concretamente nuevas variedades de habas, guisantes y garbanzos y las ventajas que presentan ante el nuevo marco europeo 2014-2020.

Según ha informado la Junta, la exposición de los trabajos se ha realizado en el marco de la jornada titulada 'Nuevas variedades de leguminosas: cultivo sostenible para un mercado global', que ha sido inaugurada este jueves en Córdoba por el presidente del Ifapa, Víctor Ortiz, quien ha destacado la importancia de dar a conocer a profesionales del sector las novedades en torno a este tipo de cultivos.

Según los expertos, las leguminosas presentan ventajas agroecológicas como la de mitigar los efectos adversos de la producción agrícola ante el cambio climático por su capacidad única de fijar nitrógeno mediante simbiosis con bacterias del suelo (Rhizobium) y la de diversificar los efectos en rotación con cereales: mejorando la estructura del suelo, rompiendo ciclos de plagas y enfermedades y reduciendo, en consecuencia, la necesidad de pesticidas.

El papel decisivo de estos cultivos para el desarrollo de sistemas agrícolas sostenibles en la nueva PAC 2014-2020, unido a la demanda actual de proteína vegetal, suplida principalmente con importaciones de soja y maíz, hacen que se esté generando un interés renovado por las leguminosas, favorecido además por el alto precio de los abonos nitrogenados y el incremento de superficie destinado a rotaciones y cultivos ecológicos.

Además de investigadores del Ifapa, del Instituto de Agricultura Sostenible del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universidad de Córdoba (UCO), el encuentro, al que han asistido más de un centenar de profesionales, ha contado con la participación de la firma almeriense Zayintec, que ha presentado sus programas de investigación sobre la mejora de variedades tradicionales de haba y garbanzo.

El Ifapa ha conseguido importantes avances en torno a este tipo de cultivos, pues ha participado en la primera secuenciación del genoma del garbanzo y ha generado recientemente el primer mapa genético de la haba, herramientas que permiten conseguir nuevas variedades con mayor calidad, tolerancia a la sequía, resistencia a enfermedades o adaptadas a los nuevos gustos del consumidor.

Durante sus años de experiencia investigadora, el Ifapa ha obtenido mediante métodos clásicos, más de una decena de variedades con mayor resistencia a las principales enfermedades que acechan a este tipo de leguminosas, así como adaptadas a las condiciones agroclimáticas de Andalucía. Todos estos ensayos se realizan en la finca experimental ubicada en Ifapa Alameda del Obispo, en la capital cordobesa.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.