La cantante, muy conocida en Inglaterra por haber sido una de las finalistas del concurso de talentos The X Factor, es la representante española en el festival de Eurovisión. El próximo sábado diez de mayo interpretará Dancing in the rain, una canción compuesta por ella en la que predomina el inglés sobre el español. 

Ruth Lorenzo lleva toda la semana en Copenhague ultimando su actuación, hablando con la prensa y los eurofans y preparándose para llegar a lo más alto en un festival de Eurovisión que parece más abierto que nunca apoyándose en su calidad vocal. En la entrevista, apenas a dos días de la gala, se muestra relajada, confiada en acabar en una buena posición y sin muestras del agotamiento que hizo que cancelara sus compromisos y se retirase dos días a su Murcia natal a descansar. 

¿Cómo empezó en la música?
He crecido sabiendo que quería cantar, desde los dos años. Mi familia ha pasado por momentos muy buenos y por otros muy malos. Los malos hicieron que nos tuviésemos que ir a Estados Unidos a buscarnos un futuro, allí pude empezar a cantar musicales en el instituto. Al regresar a España fundé un grupo de rock e hicimos un montón de conciertos por España.

¿Cómo llegó y cómo vivió el paso por The X Factor? Era la eterna nominada y salvada.
Fue un regalo para mí, jamás pensé en que iba a llegar. Creía en mí pero la situación era complicada, me había ido desde Murcia a la aventura. No conocía a nadie, no tenía amigos y jamás había montado en metro, de hecho cuando me fui de Factor X no tenía dónde ir.

¿No tenía nada?
Nada, solo mis dos maletas. Hablé con la producción del programa y me dejaron quedarme en la casa del reality, pero intentando que las cámaras no me viesen. Cuando se acercaba la final, mi amiga Alexandra Burke me dejó quedarme con ella en su hotel y después nos fuimos de gira y vivía entre hoteles y autobuses.

Los famosos también la apoyaron: Emma Bunton, de las Spice Girls, Gordon Brown, el exprimer ministro inglés y hasta Johny Depp…
Uno de los momentos que más me impresionó fue con Judi Dench. Estábamos en la alfombra roja del estreno de la película de 007, un poco alucinada con toda la gente gritando mi nombre. De pronto reconocí la cara de Judi Dench que me miró, vino y me dijo, “querida, Purple Rain fue genial. ¿Cuándo lo vas a grabar?”. A los dos años me la encontré en el bar de un hotel en Londres y me acerqué a saludarla, pensé que no me recordaría pero me dijo: “tú eres Ruth Lorenzo y cantaste Purple Rain en Factor X y todavía estoy esperando esa grabación”.

Esa actuación en The X Factor tuvo más de 100 millones de visitas en Youtube pero los abogados de Prince pidieron que se eliminase y sigue sin grabar la canción… ¿es que a Prince le dio envidia el éxito de tu versión?
Prince no me tiene envidia. Es que él no tiene nada de su música en Internet.

No me considero para nada una diva, pero sí soy muy rebelde.

¿Qué piensa del 21% de IVA que se aplica a la música en España?
La música debería ser más accesible.

¿Le gustan los toros? Por ser arte solo tienen el 10% de IVA…
No me gustan los toros. Me gusta la belleza de un toro y la de un torero bailando, pero no el hecho de la muerte del toro, nunca me ha gustado.

¿Cómo trabajan los ingleses? ¿Qué ha aprendido de ellos?
Su metodología de trabajo es brutal, he aprendido disciplina, el tener claras mis metas y mi dirección sin que nada me tambalee.

¿Ha habido críticas, por ejemplo de la RAE, por representar a España cantando en inglés? ¿Tiene miedo a que esas críticas pesen?
No me da miedo nada y menos cantar en inglés. Le dije que no a Simon Cowell (un alto directivo de Sony y creador de The X factor), porque quería que cantase todas las galas en español así que la RAE o quien se me ponga por delante no me va a hacer cambiar de opinión.

La gente de la RAE se puede quedar tranquila con su próximo disco Planeta Azul. ¿Será casi todo en Español, verdad?
En mi disco va a haber de todo, incluso faltas de ortografía, que tengo un montón. Llevo fatal las haches porque funciono con el sonido. Y también la 'b' y la 'v'. ¿A quién se le ocurrió quitar la diferencia fonética entre una y otra? ¿Por qué?.

¿Y no tiene miedo a las redes sociales y a sus comentarios?
Hay cosas que lees y sí que dañan, pero cuando yo no tenga qué comer ellos no van a estar ahí, estará mi familia.

Envíe un mensaje rápido a Mónica Naranjo. (Dijo que Eurovisión era un "tongo" y un "coñazo", aunque luego matizó sus palabras).
Eres un pedazo de tía.

En el Reino Unido no contaba con el apoyo del público y la salvaba el jurado y en cambio ha sido el público el que la ha hecho venir a Eurovisión.
En el Reino Unido siempre intentaba que la gente votase por mí, pero era muy difícil, para mí fue un logro brutal haber sido quinta con mi propio esfuerzo. Y haber sido elegida por el público español para ir a Eurovisión es lo más grande que me ha podido pasar.

En España parece que la imagen de Eurovisión está un poco denostada… ¿está de acuerdo?
No lo sé, a mí no se me ha mostrado nada de eso. También porque he estado sobre todo con gente que aprecia el festival. Pienso que este año se callarán muchas bocas porque hay muy buenos artistas como Molly del Reino Unido: compositora de su canción, escritora, buena cantante y con buena puesta en escena. También Suecia es buenísima. Incluso Conchita Wurst de Austria que ha generado tanta polémica porque tiene barba y no pasa nada, a mí también me salen un par de pelillos de vez en cuando.

Dicen también que los eurofans son un poco frikis.
¿Quién no es friki? Yo soy muy friki. ¡Me autoproclamo friki!Y gracias a todos los eurofans, estáis siendo increíbles.

Ha habido muchos cambios desde el primer ensayo en Copenhague: iluminación, coros, proyecciones…
Y va a seguir habiendo cambios. Soy rebelde.

¿Cómo vamos a quedar en Eurovisión?
Primeros, vamos a quedar primeros. Voy a dar todo lo posible para intentar dejar a España lo más alto.

¿Quién quiere que quede segundo?
Conchita (risas). Que quede segunda Conchita, claro

¿Es más diva o más cabezota?
Soy mucho más cabezota, no me considero diva. De hecho son más divas todos los que trabajan conmigo. De verdad, a veces los tengo que mimar a todos.