Los monitores de la granja escuela El Acebo, de Villanueva de Perales (Madrid), en la que este miércoles falleció un niño de 6 años tras sufrir una reacción alérgica, sabían que el menor no podía tomar lácteos y se investiga en qué circunstancias el pequeño ingirió un yogur que presuntamente le ha provocado la muerte. Al parecer, el pequeño era alérgico a la proteína de leche.

Fuentes de la investigación han informado de que los responsables de la granja escuela ubicada en el citado municipio madrileño estaban advertidos por la familia del problema alérgico del niño y se ignora cómo el pequeño tuvo acceso a este alimento.

En el momento en que el menor tomó el yogur comenzó a sufrir dificultad respiratoria por lo que los monitores comunicaron con su familia, que les explicaron cómo tenían que aplicar la medicación que el menor había llevado al campamento.

El menor fue trasladado al hospital en estado críticoAnte el empeoramiento del pequeño, los monitores decidieron trasladarle en un coche al hospital Rey Juan Carlos de Móstoles, aunque en el camino entró en parada cardiorrespiratoria, por lo que pidieron ayuda al 112.

Efectivos del Summa y una ambulancia de la Cruz Roja atendieron al niño en el kilómetro 6 de la carretera M-523 y lograron reanimar al menor para continuar su traslado al hospital en estado crítico, sobre las 22.20 horas, donde poco después de su ingreso fallecía.

La madre se personó en el lugar en estado de ansiedad. En ambulancia, fueron trasladados al hospital donde pasados unos minutos, los facultativos informaron del fallecimiento del pequeño. El cuerpo fue trasladado al Anatómico Forense para realizarse la autopsia. Fuentes del 112 indicaron que el niño había entrado en estado de shock anafiláctico por una reacción alérgica.

Toma de declaraciones

La Guardia Civil ha tomado este jueves declaración a los monitores de la granja escuela, tanto de los cuidadores como de cualquier persona que pudiera aportar datos sobre lo ocurrido en el campamento.

Los investigadores tratan de determinar quién suministró el yogur al pequeño o cómo pudo acceder a este alimento que le provocó un shock anafiláctico.

Fuentes de la investigación han señalado también que los profesores que le acompañaban en la actividad, del colegio Nuestra Señora de las Maravillas, en la capital, estaban al corriente.

Puede que el yogur de soja que le dieron los profesores tuviera pequeñas trazas de lactosaDe hecho, según la inscripción que tuvo que hacer el menor para ir a la granja, a la que tuvo acceso la Policía Nacional en el hospital de Móstoles, donde falleció, con la letra de la madre se puede leer "claramente" que el pequeño estaba con un tratamiento médico por asma, que tenía una alergia alimentaria, en concreto a las proteínas de la leche y que era "muy alérgico".

Según los profesores, el menor presentaba problemas respiratorios 48 horas antes de la incidencia y fue tratado con ventolín. En la cena del miércoles, le proporcionaron un yogur de soja y, tras ingerirlo, su estado empeoró, llegando incluso a tener los labios azules.

Así, ya se han enviado a laboratorio pruebas de distintos alimentos, entre ellos, el yogur, para determinar qué producto fue el que le provocó la alergia (es posible que el yogur de soja tuviera trazas de leche).

Falta de formación

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación Española de Pediatría (AEP), Antonio Nieto, ha culpado al Ministerio de Educación de no formar adecuadamente a los profesores sobre las alergias alimentarias de los niños y cómo administrar los tratamientos.

Por otro lado, el alcalde de la localidad, César Muñoz, ha explicado que el niño fallecido sufría un cuadro de asma importante desde el lunes, cuando llegó a la granja escuela, y que el miércoles empeoró tras tomar un yogur de soja.

Muñoz, que ha trasladado su pésame a la familia, ha dicho que los trabajadores de la granja escuela están consternados y que en los 28 años que la misma cooperativa gestiona el centro, ubicado en terreno público, no se habían registrado incidentes relevantes.

Piden cautela sobre los motivos de la muerte del niño, que aún se están investigandoEl primer edil ha relatado que los profesores del colegio La Salle y los monitores de la granja habían hablado con la familia del menor en varias ocasiones para informarle de su estado, ya que desde el lunes sufría "un cuadro de asma importante".

Muñoz ha querido ser cauto sobre los motivos que pudieron provocar la muerte del niño, que según ha incidido tendrán que determinar los investigadores y la autopsia.

El Ayuntamiento de Villanueva de Perales ha decretado dos días de luto oficial por la muerte del menor en esta localidad, que tiene unos 1.500 habitantes y está situada a unos 50 kilómetros al oeste de la capital, cerca de Sevilla la Nueva.

El director del colegio Nuestra Señora de las Maravillas, Juan Alberto Pérez, ha indicado que tanto el personal docente como el alumnado del centro están "consternados" por la muerte del menor y ha subrayado que se conocía perfectamente que el alumno estaba diagnosticado con ciertas alergias y, en consecuencia, se cumplieron todos los protocolos para su atención.

Desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid también han lamentado la muerte del menor y se ha pedido que se respete el trabajo de la Guardia Civil.

Consulta aquí más noticias de Madrid.