Combates en Slaviansk
Milicianos prorrusos armados toman posiciones en las vías del tren, cerca de Slaviansk, Ucrania. Roman Pilipey / EFE

Las fuerzas prorrusas y el Ejército ucraniano mantuvieron nuevos combates a altas horas de la madrugada en varias ciudades de la región de Donetsk, en el este de Ucrania, según informaron este miércoles medios locales. Las tropas ucranianas reanudaron su ofensiva contra los milicianos separatistas en las entradas de la ciudad de Slaviansk, bastión de la sublevación prorrusa.

Según numerosos testimonios, recogidos por agencias ucranianas, se oyeron disparos de ametralladoras en las afueras de la ciudad y dos fuertes explosiones, cerca de los puestos de control montados por separatistas.

La ciudad de Mariupol ha sido también escenario de combates Mientras, en la ciudad costera de Mariupol también se produjeron combates entre militares ucranianos y los insurgentes que levantaron barricadas y quemaron neumáticos en las calles.

El portal ukrinform.ua informó de que un grupo de hombres armados y enmascarados ocuparon la sede de la alcaldía, pero más tarde se retiraron del edificio.

Mariupol ha sido escenario en las últimas semanas de intentos de las fuerzas gubernamentales de retomar el control sobre esa ciudad costera que cuenta con un importante núcleo industrial.

Finalmente, las fuerzas del Gobierno de Kiev han retomado el control del ayuntamiento de Mariupol, tras mantener esta noche del martes al miércoles intensos combates con milicianos separatistas prorrusos, según han informado medios locales.

La cadena de televisión Canal 5 ha explicado que la Guardia Nacional ha tomado el control del edificio, lo que ha llevado a los sublevados a salir a la calle, donde han bloqueado la principal carretera quemando neumáticos y un trolebús. El tráfico se ha restablecido este miércoles por la mañana.

El presidente ucraniano, Alexandr Turchínov, declaró este martes la movilización parcial después de que el Parlamento prolongara una medida similar destinada a la tropas con el fin de proseguir la ofensiva contra los bastiones insurgentes prorrusos de la región minera de Donetsk.

Muertos y heridos en la ofensiva

Las fuerzas gubernamentales han sufrido 14 bajas en su ofensiva contra los bastiones insurgentes prorrusos en el este del país, informó hoy el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU, según sus siglas en ucraniano). Además, otros 66 militares resultaron heridos, en su mayoría en los combates en los baluartes prorrusos de Slaviansk y Kramatorsk, en la región minera de Donetsk (este).

La operación comenzó a mediados de abril y ha tenido varias pausas durante las tradicionales fiestas de mayo. Hasta ahora, el ministro del Interior, Arsén Avákov, había confirmado la muerte de cuatro militares y que cuatro helicópteros habían sido derribados.

En Andréyevka (Donetsk) los rebeldes asaltaron la torre de televisión En cuanto a los milicianos, las autoridades elevan las bajas en sus filas en más de 30, mientras los insurgentes hablan de decenas de muertos tanto entre los rebeldes como entre la población civil.

El presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, declaró este martes la movilización parcial y nombró a un nuevo jefe del Ejército de Tierra, el general Anatoli Pushniakov, un veterano en la guerra de Afganistán con el Ejército soviético.

La fuerzas de seguridad ucranianas capturaron este miércoles al ministro de Defensa de la autoproclamada "república popular de Donetsk" (este), Ígor Kakidziánov, durante un tiroteo con milicianos prorrusos.

Mientras, en Andréyevka (Donetsk) los rebeldes asaltaron la torre de televisión bajo el control del Ejército ucraniano y que transmite para las vecinas Slaviansk y Kramatorsk.