Vistiendo un mono naranja y con sus manos encadenadas, Jalid Sheij Mohamed citó el Corán y a George Washington mientras relataba los horrores del 11-S
Las declaraciones de Mohammed durante una audiencia en Bahía de Guantánamo, en la que libremente confiesa haber planeado decenas de ataques terroristas, también plantea interrogantes sobre el efecto que años de duros interrogatorios de la CIA puedan haber tenido en él, y si su confesión es válida.

Como resultado de la tortura, Mohamed falsamente implicó a varias personas de quienes afirma que son inocentes

"Como resultado de la tortura, Mohamed falsamente implicó a varias personas de quienes afirma que son inocentes", expresó
el abogado Clive Stafford Smith, quien representa a varios de los detenidos en Bahía de Guantánamo y quien revisó las declaraciones de Mohammed. "Mohamed dice que él y muchos otros prisioneros han rendido falsas declaraciones estando bajo tortura".

En una transcripción censurada de la audiencia dada a conocer este miércoles por el Pentágono, el presidente del tribunal hizo notar que Mohammed se quejó de haber sufrido tortura a manos de la CIA, y preguntó si había rendido declaraciones debido a ésta.

Los nombres de todos los funcionarios militares en la audiencia es información restringida.

Dos psiquiatras, en entrevistas con The Associated Press, dijeron que las admisiones de culpabilidad no parecen ser el resultado de tortura pero podrían ser exageradas por razones tácticas, como parte de su continua lucha contra Estados Unidos.

Un "playboy"

"Terrorista de día y playboy de noche", ese es el perfil que atribuye la policía filipina al pakistaní Jalid Sheij Mohamed, que estuvo en Filipinas a mediados de la pasada década, antes de organizar los atentados del 11-S, como confesó esta semana en la base de Guantánamo.

Según publican los medios locales, citando a la policía, Mohamed era un habitual de la noche de Manila, donde frecuentaba los locales de copas presentándose como un rico jeque.

De acuerdo con el rotativo 'Philippine Daily Inquirer', Mohamed cortejó en ese tiempo, sobre 1994, a una dentista filipina a la que intentó impresionar volando en un helicóptero alquilado sobre la clínica de Manila donde tenía la consulta.

La policía local asegura que Mohamed viajó por vez primera a Manila en 1993, después del ataque contra el World Trade Center, en compañía de un sobrino, Ramzi Yousef, hoy encarcelado por esos hechos en una prisión de EEUU.

Experimento con bombas líquidas

Entre 1993 y 1994, ambos se habrían dedicado a experimentar con una "bomba líquida" cuyos resultados probaron en al menos cinco explosiones, cuatro en zonas populares de Manila, y una en la ciudad de Cebú (centro del archipiélago).

La fuente señala que la "prueba" más sangrienta fue efectuada en diciembre de 1994 en un avión de 'Philippine Airlines' con destino a a Narita (Japón), que se saldó con la muerte de un pasajero y heridas a otros cinco.

La policía afirma que hasta el 2000 el líder de Al Qaeda siguió entrando y saliendo de Manila, donde había establecido una oficina comercial como pantalla para sus operaciones terroristas.

Ello pese a que en 1995 la policía halló en un apartamento alquilado por Yousef en Manila material químico para la fabricación de bombas y documentos electrónicos sobre la "Operación Bojinka", un supuesto plan para hacer estallar explosivos de forma simultánea en distintos aeropuertos internacionales.

"Corte la cabeza a Daniel Pearl"

El representante también ha leído como el cabecilla de Al Qaeda se había responsabilizado del asesinato del periodista estadounidense Daniel Pearl, secuestrado en Paquistán.

"Con mi bendita mano derecha le corté la cabeza al judío estadounidense Daniel Pearl", confesó Mohammed, a través de un representante, añadiendo que "hay fotos mías en Internet sujetando su cabeza".

El cerebro del 11-S

El presunto cerebro de los atentados del 11 de septiembre de 2001, el paquistáni Khalid Sheikh Mohammed, admitió su responsabilidad en esos ataques terroristas y otros, según la transcripción de una audiencia en la base militar de Guantánamo difundida el jueves por el Pentágono. Puedes leerla aquí en pdf (inglés).

"Yo fui responsable de la Operación 11-S, de punta a cabo", señaló Mohammed a través de un representante, perteneciente al ejército de EE.UU., como todos los presentes en la audiencia.

"Yo fui el director operativo para el jeque Bin Laden en lo que se refiere a la organización, planificación, seguimiento y ejecución de la operación 11-S", aseveró.

La audiencia tuvo como objetivo establecer si Mohamed puede ser considerado en la definición de "combatiente enemigo", establecida por el gobierno del presidente George W. Bush para los terroristas extranjeros.