Incidentes en el Primero de Mayo en Estambul
Grupos de manifestantes y la Policía se han enfrentado cuando una marcha convocada por varios sindicatos intentaba avanzar hacia la céntrica plaza Taksim, clausurada por orden del Gobierno, para celebrar el Día del Trabajador. EFE/Tolga Bozoglu

Grupos de manifestantes y la Policía se han enfrentado este jueves cuando una marcha convocada por varios sindicatos intentaba avanzar hacia la céntrica plaza Taksim (en Estambul) clausurada por orden del Gobierno, para celebrar la fiesta del Primero de Mayo, según informan los medios locales.

Los primeros choques se registraron sobre las 06.30 (hora española) tanto en el barrio de Sisli como en el de Besiktas, ambos a unos dos kilómetros de Taksim, donde las fuerzas de seguridad bloquearon con blindados las marchas de los sindicatos. Media hora después los choques se habían extendido ya a 14 puntos distintos de la ciudad, según la emisora Yol TV. Todos los accesos a la plaza están cerrados por vallas metálicas y sólo se permite el acceso a los residentes o a quienes trabajan en la zona, según el diario Hürriyet Daily News.

Los agentes emplearon en algunos momentos granadas de gas lacrimógeno y balas de plásticoUnos 40.000 policías participan en el dispositivo de seguridad , con agentes trasladados especialmente desde siete provincias. Además de los cañones de agua y medios antidisturbios convencionales, los policías están equipados con pistolas de pintura para identificar a los provocadores y portarán cámaras en los cascos para poder transmitir de manera instantánea cualquier información sobre lo que acontezca. Los agentes emplearon en algunos momentos granadas de gas lacrimógeno y balas de plástico para dispersar a grupos menores de manifestantes.

"Según nuestras informaciones, hasta ahora hay 139 detenidos en Estambul. Me temo que esta cifra va a aumentar", declaró Mehmet Soganci, presidente de TMMOB, el sindicato que agrupa a arquitectos e ingenieros, y una de las cuatro grandes organizaciones convocantes de las marchas hacia Taksim. Según la asociación de juristas CHD, unas 58 personas han resultado heridas.

El gobernador de Estambul, Hüseyin Avni Mutlu, advirtió de que iba a impedir cualquier intento de manifestación en Taksim, por el riesgo de que se produjeran "provocaciones", mientras que varios grandes sindicatos y las federaciones de médicos y arquitectos anunciaron su decisión de marchar hacia esta plaza, un símbolo de la lucha obrera, pese a la prohibición.

Un pasajero de un vuelo de la aerolínea turca Anadolu Jet en ruta hacia Ankara amenazó con hacer estallar una bomba si el aparato no aterrizaba en Estambul, donde aseguró quería participar en las manifestaciones del Primero de Mayo, informaron fuentes aeroportuarias. "Los pilotos aterrizaron el avión en Ankara sin problemas y el pasajero, que se había encerrado en el aseo, fue detenido por la Policía", señaló esa fuente.

Huelga en Grecia contra los recortes de la troika

Varios miles de personas protestaban también esta jornada contra las políticas de ajuste impuestas a Grecia por los acreedores internacionales, en las manifestaciones celebradas en las principales ciudades de este país y que los sindicatos han proclamado día de huelga general.

El Día del Trabajo coincide con el cuarto aniversario del primer paquete de ajustes impuesto por la troika a GreciaEl centro de Atenas quedó cerrado al tráfico durante el transcurso de la manifestación convocada por las dos principales confederaciones sindicales, bajo el lema de "Nunca más un Primero de Mayo en el paro". En un comunicado, los sindicatos recordaron que este año "el Día del Trabajo coincide con el cuarto aniversario del primer paquete de ajustes impuesto por la troika de acreedores, que supuso "un ataque frontal contra trabajadores, jóvenes y jubilados".

"En este día histórico los trabajadores griegos unimos nuestra voz a la de los trabajadores de todo el mundo que luchan contra la pobreza, miseria, injusticia, discriminación social, xenofobia y racismo", dice el manifiesto conjunto.

En respuesta al llamamiento a celebrar una huelga general de 24 horas en este Primero de Mayo, los barcos quedaron amarrados a puerto y los transportes públicos circularon con amplias restricciones. Mientras que ferrocarriles y trenes de cercanías pararon durante toda la jornada, los autobuses lo hicieron en el turno de medianoche hasta las nueve de la mañana y lo volverán a hacer a partir de las nueve de la noche hasta el final de turno.

Marchas en Rusia, China, Alemania, Italia...

Unas 100.000 personas, según el Ministerio del Interior ruso, se manifestaron por su parte en la Plaza Roja de Moscú convocados por los sindicatos para celebrar la festividad del Primero de Mayo, marcada este año por la crisis con la vecina Ucrania.

Por primera vez desde la desintegración de la URSS , los sindicatos han marchado en la Plaza RojaEl alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, destacó ante los congregados que la celebración este año de la fiesta del Trabajo es especial ya que, por primera vez desde la desintegración de la URSS en 1991, los sindicatos han organizado su marcha en la Plaza Roja, junto a las murallas del Kremlin.

Como es tradicional desde la caída de la URSS, los comunistas celebraron su propia manifestación del Primero de Mayo por separado, y una columna de unas 5.000 personas marchó hasta la plaza Kalúzhkaya, encabezados por su líder, Guenadi Ziuganov.

China, país de régimen comunista, no celebra la fiesta del trabajo con marchas en sus calles, pero sus trabajadores comienzan a ser más conscientes de sus derechos laborales y están más dispuestos a rebelarse para reclamarlos. Lo puso en evidencia la masiva protesta registrada en el sur del país en abril, en la ciudad sureña de Dongguan. Allí, hasta más de 60.000 trabajadores decidieron abandonar sus puestos de trabajo cosiendo zapatillas para Yue Yuen, el mayor fabricante de este calzado para marcas como Nike o Adidas.

Los sindicatos alemanes congregaron este jueves en las calles de las principales ciudades del país a miles de manifestantes bajo el lema "Un buen trabajo. Una Europa social", en una jornada en la que reclamaron el fin de las políticas de austeridad y ayudas para combatir el desempleo en el sur de la UE. La manifestación central de la Federación de Sindicatos Alemanes (DGB) tuvo lugar en Bremen, donde el líder de esta organización, Michael Sommer, alertó del impacto de las políticas de "recortes" en países como España, Italia o Grecia, y abogó de nuevo por la puesta en marcha de un "plan Marshall".

Según medios locales alemanes, varios miles de personas se manifestaron en diversas ciudades alemanas, como Dortmund, Plauen, Rostock o Duisburgo, para intentar impedir actos convocados por grupos y partidos de ultraderecha en el país con motivo del Primero de Mayo. Las concentraciones frente a estos actos organizadas por grupos de extrema izquierda en Dortmund y en Plauen derivaron en enfrentamientos violentos con la policía.

También se han registrado incidentes entre policías y manifestantes que han enfrentado durante una protesta convocada con motivo del día del trabajo en Turín (Italia).