Muere Bob Hoskins, protagonista de '¿Quién engañó a Roger Rabbit', 'Mona Lisa' o 'Sirenas'

  • Protagonizó también 'Brazil' y 'El viaje de Felicia'.
  • Quizá su peor película fue 'Super Mario Bros', que detestaba.
  • Ha muerto a los 71 años a causa de una neumonía.
Bob Hoskins, en '¿Quién engañó a Roger Rabbit?'.
Bob Hoskins, en '¿Quién engañó a Roger Rabbit?'.
ARCHIVO/ DISNEY

Nació entre bombardeos, tuvo que dejar de estudiar con apenas 15 años y, sin embargo, terminó siendo uno de los rostros más conocidos del cine mundial: el británico Bob Hoskins (1942-2014), era un rostro reconocible en proyectos de lo más variopinto, un actor capaz de pasar de la amabilidad al terror en décimas de segundo y, según dicen, un tipo encantador. Hoy, a los 71 años, se ha anunciado su muerte.

Más que la vocación, fue la afición: de adolescente Hoskins adoraba el teatro y, a fuerza de ir a ver obras interpretadas por otros, terminó entrando en ese mundo. Dicen que consiguió su primer papel casi por casualidad, cuando fue a acompañar a un amigo a una audición y terminó deslumbrando. Tras una prometedora carrera teatral no tardó mucho en saltar a la televisión, para terminar dejándose ver como secundario en películas de autores como Richard Lester (El cobarde heroico).

Fama mundial

Finalmente, fue la televisión la que le hizo famoso: un drama de la BBC, Pennies from Heaven, le lanzó al estrellato, que cimentó encarnando a un gángster en la popular El largo viernes santo. Tras eso, el éxito más absoluto:  Cotton Club (1984), Brazil (1984), Dulce libertad (1986), Mona Lisa (1986), ¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988), Sirenas (1990), Hook (El capitán Garfio) (1991), Nixon (1995), El viaje de Felicia (1999) o Enemigo a las puertas (2001) le sirvieron para ascender a la categoría de figura.

La apariencia de Hoskins tuvo mucho que ver, en resumen, con su propia carrera: imprevisible, oscuro y divertido a la vez, era capaz de asustar al espectador sugiriendo (o directamente mostrado) un peligroso e irascible carácter o la bondad más absoluta. Fue candidato al Oscar por Mona Lisa (por la que ganó el Globo de Oro), pero en su currículum hay otro tipo de trofeos: haber trabajado con Terry Gilliam, Francis Ford Coppola o Spielberg, haber sido el ídolo de millones de niños por flirtear con Jessica Rabbit o, por supuesto, sobrevivir a proyectos tan calamitosos como Super Mario Bros, La máscara 2 o Spice Girls: la película.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento