Lucky y Flo
Lucky y Flo durante la demostración de sus habilidades en Malasia. Ahmad Yusni / Efe

Los dos primeros perros del mundo que han sido entrenados para encontrar discos ópticos entre la carga enviada por las organizaciones dedicadas a la reproducción ilícita de filmes o música, han comenzado esta semana a trabajar para Malasia en su campaña contra la piratería.

Lucky y Flo, dos hembras de la raza labrador de pelaje negro, hicieron la primera demostración de sus habilidades en los hangares de carga del aeropuerto internacional de Kuala Lumpur, donde olieron los paquetes y se sentaron al lado de aquellos que su olfato sintió como sospechosos.

Los dos perros, probados antes en Estados Unidos, Hong Kong y Dubai, trabajarán durante un mes junto a los agentes malasios de aduanas, tanto en los pasos de frontera con Singapur y Tailandia, como en el aeropuerto capitalino y el puerto de Klang.

La Motion Picture Asociation (MPA), que presiona a Malasia y a otros países del sudeste de Asia con el propósito de que endurezcan sus medidas contra la piratería, ha gastado cerca de 17.000 dólares (unos 13.000 euros) en los dos perros, incluido su adiestramiento de ocho meses para detectar los productos químicos empleados en la fabricación de los discos ópticos.

Malasia, uno de los países que figura en la lista de naciones con mayor incidencia de la piratería, inició meses atrás una campaña para acabar con el problema con vistas a reducir las asperezas surgidas mientras negocia un acuerdo bilateral de libre comercio con Estados Unidos.

En 2006, la piratería en Asia-Pacífico hizo que los asociados de la MPA dejaran de ingresar cerca 1.200 millones de dólares (911 millones de euros).