El Juzgado de Instrucción 4 de Barcelona ha citado a declarar como imputada a la soprano catalana Montserrat Caballé por un delito de fraude fiscal tras admitir a trámite una querella de la fiscalía, que la acusa de haber defraudado 508.462 euros a la Hacienda Pública.

Según han informado a Efe fuentes judiciales, Caballé ha sido citada a declarar como imputada para el próximo día 9 de mayo ante el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona.

Constaba como residente en Andorra pero vivía en España y no presentó la declaración del IRPFEl Ministerio Público sostiene que, en 2010, figuraba como residente en Andorra "a los solos efectos de no tributar en la Hacienda Pública española" pues en realidad vivía en Barcelona —por lo que "estaba obligada a presentar ante la Agencia Tributaria" la declaración del IRPF— y sólo se desplazaba al extranjero por motivos profesionales.

En concreto, ese año participó en conciertos en España, Alemania, Suiza, Italia, Lituania, República Checa, Rusia, Ucrania, y en grabaciones en Moscú, Ginebra y Barcelona, pero no presentó la declaración del IRPF por estos conceptos. De hecho, sostiene que no declaró la cuenta que tenía en Andorra en la que ingresaba los beneficios obtenidos de sus recitales internacionales.

Piden embargo

"Para conseguir que la Agencia Tributaria no tuviera conocimiento de sus ingresos y de su residencia real en España y no le pudiera exigir el pago del impuesto corrrespondiente", la mayoría de los contratos los firmó a través de una empresa andorrana, Reial Classics SL. —de la que la fiscal asegura que se desconocen más datos— indicando que el dinero se ingresase en una cuenta bancaria de esta sociedad en Andorra.

La fiscal, Carmen Martín, ha pedido también que se exija una fianza a la soprano o se le embarguen bienes que cubran la cantidad presuntamente defraudada, además de que se le embargue todas las cantidades de dinero que le puedan corresponder percibir de Hacienda como resultado de sus declaraciones de impuestos.

Sanción de 120.000 euros

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han calculado que la sanción que debería pagar la cantante Montserrat Caballé, de confirmarse su fraude a la Agencia Tributaria de 508.462,55 euros en 2010, ascendería a unos 120.000 euros por la vía penal.

Según ha informado Gestha en un comunicado, esto supondría a la artista tener que abonar en total más de 700.000 euros, si se suma dicha sanción y el interés de demora a la cantidad defraudada.