Ester Quintana
Ester Quintana, quien perdió un ojo izquierdo durante la huelga general del 14-N, ha comparecido en nombre de Ojo con tu ojo. GUILLEM SÀNCHEZ / ACN

Las pelotas de goma quedarán prohibidas a partir de este miércoles en Cataluña, tras provocar en los últimos años una decena de lesiones graves, especialmente mutilaciones oculares, en casos que han acarreado la imputación de más de treinta agentes de los Mossos d'Esquadra.

Tras meses de controversia, especialmente a raíz del caso de Ester Quintana —la mujer que perdió un ojo en la huelga general del 14N de 2012—, el pleno del Parlament acordó en diciembre pasado prohibir el uso de las pelotas de goma en Cataluña a partir de este 30 de abril, gracias a un acuerdo alcanzado entre CiU y ERC, al que se sumó C's. Los grupos de PSC, ICV-EUiA y la CUP no respaldaron la propuesta porque pedían que la prohibición fuera inmediata, mientras que el PP votó en contra porque se opone a la retirada de esta herramienta del arsenal de la brigada antidisturbios.

La prohibición de las pelotas de goma ha comportado que Interior haya incorporado como alternativas otras herramientas robustas, entre ellas, los proyectiles de precisión -se adquirirán 110 nuevas unidades-, los tanques de agua -existe uno que todavía no se ha utilizado- y los altavoces de sonido, que ya se han probado, además de potenciar la mediación.

El uso de las pelotas de goma por parte de los mossos, una herramienta para la dispersión en caso de tumultos, ha dejado en Cataluña en los últimos años —al menos desde 2008— una decena de heridos de importancia, la mayoría por mutilaciones oculares pero también por lesiones en el bazo, según el recuento de las plataformas sociales que desde hace años reclaman su erradicación, como Stop Balas de Goma u Ojo con tu ojo.

Varios casos de mutilación de ciudadanos por las balas de goma han llegado a juicioEl debate político y social sobre este tipo de instrumentos se agudizó a raíz de la polémica por las lesiones que sufrió Ester Quintana, cuando el conseller de Interior era Felip Puig. El caso Quintana es especialmente significativo porque el departamento de Interior ha negado siempre que aquel día autorizara el uso de pelotas de goma —es preceptiva la orden del director de los Mossos—, si bien un juez mantiene imputados a un subinspector y a un escopetero de los antidisturbios, al apreciar que las lesiones son compatibles con el impacto de un pelotazo.

De hecho, un informe de los Mossos d'Esquadra admite que los disparos de las pelotas de goma son en ocasiones "totalmente imprevisibles", ya que los proyectiles describen trayectorias "aleatorias" tras rebotar en el suelo.

Perdió el bazo

Los Mossos elaboraron este informe a instancias del juez de Barcelona que mantiene imputados a once antidisturbios -inicialmente imputó a 22- por las lesiones que sufrió un joven que perdió el bazo durante la huelga general del 29M de 2012 al recibir, según su versión, el impacto de una pelota de goma.

Varios de los casos contra los Mossos se archivaronOtro juez de Barcelona también ha imputado a 14 antidisturbios por las lesiones de un joven que perdió un ojo supuestamente por un pelotazo en la manifestación de la esa misma huelga general.

No obstante, varios de los casos investigados acaban siendo archivados, especialmente al no poder concretar el autor del disparo o incluso al no poderse determinar que las lesiones sufridas hayan sido provocadas por una pelota de goma

Contra la impunidad

Las víctimas celebran la prohibición de las pelotas de goma como una victoria pero avisan de que su lucha no ha terminado. "La prohibición es el resultado de la lucha social, denunciamos lo que hacían cuando Interior y los sindicatos de policía las defendían y nos dieron la razón pero aún se usan armas peligrosas", ha explicado a 20minutos Nicola Tanno, de Stop Bales de Goma, en referencia a los cañones de agua y sonido y a los proyectiles viscoelásticos que usan los Mossos.

Exigen identificar a los responsables y depurar responsabilidadesUna de los principales objetivos es acabar con la impunidad. "No consideramos creíble que nadie del cuerpo ni de la Consejería sepa quién disparó. Hay un gran corporativismo", ha agregado Tanno, quien explica que quieren que se identifique a los autores de los disparos y a quienes dieron las órdenes para que asuman las responsabilidades derivadas de las lesiones causadas.

"Las disculpas sin responsabilidad no sirven de nada", ha añadido en referencia a las declaraciones del comisario jefe de los Mossos, quien el lunes, durante el Dia de les Esquadres, pidió disculpas a los afectados por las malas prácticas. "No es por venganza pero deben pagar por lo que hicieron y ahora las causas siempre acaban en archivo", lamenta este joven italiano, que perdió un ojo por el impacto de una pelota de goma.

Precisamente, a mediados de abril, la Audiencia de Barcelona ordenó por segunda vez reabrir su caso al entender que hay indicios suficientes para imputar por lesiones imprudentes a un sargento, a un cabo y a un escopetero, quien admitió haber realizado tres disparos durante los disturbios registrados en la celebración de la victoria de España en el Mundial de 2010 en Barcelona.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.