El paquistaní Khalid Sheikh Mohammed, uno de los cabecillas de Al Qaeda considerado el cerebro de los atentados del 11-S, ha confesado no sólo que organizó esos ataques, sino que también decapitó al periodista de EEUU Daniel Pearl.

"Con mi bendita mano derecha le corté la cabeza al judío estadounidense Daniel Pearl", confesó Mohammed, a través de un representante, en una audiencia celebrada en la base estadounidense de Guantánamo, donde permanece detenido.

Aunque la audiencia ha sido totalmente secreta, el Pentágono ha difundido la transcripción de las declaraciones efectuadas por el presunto líder terrorista, quien confesó su responsabilidad en más de una veintena de atentados.

Con respecto al periodista estadounidense del diario "The Wall Street Journal" Daniel Pearl, que había sido secuestrado y asesinado en 2002, Mohammed llegó a decir que quienes quieran comprobar que murió decapitado pueden hacerlo porque "hay fotos mías en internet sujetando su cabeza", añadió.

Responsable de 11-S

El Pentágono ya había difundido este miércoles parte de la transcripción de la audiencia protagonizada por el paquistaní en la que éste se atribuyó toda la responsabilidad de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

"Yo fui responsable de la Operación 11-S, de punta a cabo", confesó el detenido antes de precisar que había sido "el director de operaciones para el jeque (Osama) Bin Laden (líder de la red terrorista Al Qaeda) en lo que se refiere a la organización, planificación, seguimiento y ejecución de la operación 11-S", aseveró.

Además de Khalid Sheikh Mohammed, hay otros trece detenidos en Guantánamo que EEUU ha convocado a audiencias similares -totalmente cerradas para la prensa y sin presencia de abogados defensores-, con el objetivo de establecer si deben seguir siendo considerados "combatientes enemigos" y si pueden ser sometidos a tribunales militares. EFE