El Tribunal Supremo (TS) ha desestimado el recurso de casación presentado por los tres jóvenes mayores de edad acusados de matar al estudiante colombiano Ronny Tapias a la salida del instituto y ha confirmado la sentencia por la que la Audiencia de Barcelona les condenó en abril de 2005 a 17 años de prisión.

Las defensas de los tres condenados, José Antonio Méndez, de 22 años; Johan Smith Calderón, de 21, y Sandy Benítez, de 22, ya presentaron un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra la sentencia de la Audiencia provincial, aunque este tribunal también desestimó sus demandas.

Los letrados argumentaron en sus recursos que el veredicto del jurado que declaró culpables de asesinato a traición a los tres jóvenes incurría en algunas contradicciones y que no había quedado suficientemente probado que los procesados fueran autores del crimen.

Confirmada la indemnización

En su resolución el TS rechaza los argumentos del recurso de casación y confirma la sentencia condenatoria, que también obliga a los jóvenes a indemnizar con 190.000 euros a los padres de la víctima.

Ronny, que tenía 17 años, falleció a las puertas del instituto barcelonés en el que estudiaba tras recibir una certera puñalada en el corazón.

Junto a estos tres jóvenes también fueron condenados dos menores a ocho años de internamiento por el asesinato de Tapias, ocurrido el 28 de octubre de 2003.