¿Guerra civil en Irak?
Un coche bomba explotaba este jueves en Bagdad (Foto: Reuters) Ali Jasim / Reuters
El Pentágono, en su evaluación trimestral de la situación en Irak, ha usado por primera vez los términos "guerra civil" y da cuenta al Congreso de un deterioro del panorama militar.

En el informe de 47 páginas titulado "Evaluación de la Estabilidad y Seguridad en Irak", colocado el miércoles en la página de internet del Pentágono, se indica que "el nivel de violencia ha aumentado durante este período" desde diciembre.

 

El conflicto en Irak ha pasado de una insurgencia (...) a una lucha por la división de influencias política y económica

  "El conflicto en Irak ha pasado de una insurgencia, predominantemente suní y dirigida contra la ocupación extranjera, a una lucha por la división de influencias política y económica entre grupos sectarios y el crimen organizado", señala el informe.

 

"La expresión 'guerra civil' no captura de manera adecuada la complejidad del conflicto en Irak, que incluye extensa violencia entre chiíes, ataques de Al Qaeda e insurgentes sunís contra las fuerzas de la Coalición, y violencia motivada por una amplia actividad criminal", añadió el análisis militar.

La Administración Bush se ha cuidado mucho de describir la situación en Irak como una guerra civil porque las encuestas de opinión pública muestran que la mayoría de los estadounidenses, si bien respalda una "guerra contra el terrorismo", se opone a que EEUU se involucre en una guerra entre facciones dentro de un mismo país.

"Algunos elementos" sí son de guerra civil

El informe del Pentágono indica que "algunos elementos de la situación en Irak corresponden a la descripción de una 'guerra civil', incluido el endurecimiento de las identidades étnico-sectarias, la movilización de grupos, el carácter cambiante de la violencia, y los desplazamientos de población".

El informe ha sido divulgado el mismo día en el que las autoridades iraquíes aseguraron que el número de muertes en  Bagdad se había reducido en un 80%  desde que se había comenzado a aplicar el "plan de seguridad". Sin embargo, los ataques habrían aumentado en los alrededores de la capital.