La esperanza de vida de los "cerebros" que dirigen el parque tecnológico de Zhongguancun -al norte de Pekín y considerado el "Silicon Valley" chino se ha reducido a los 54 años, según un estudio divulgado hoy por el portal "Chinanews".

El informe de la Universidad Médica de Pekín apunta que la esperanza de vida de los "intelectuales" chinos roza los 58 años, diez menos que la media nacional, aunque la situación se agrava en el entorno laboral de este parque científico establecido en 1988 como primera zona de desarrollo de alta tecnología del país.

La feroz competencia en China hace que las horas extra sean "obligatorias" si quieres seguir en el puesto
"El 70% de ellos podría morir de 'karoshi'", advirtió un experto del centro académico, Huang Jianshi, en referencia al fenómeno nacido en Japón y extendido en China, donde cada año se cobra la vida de 600.000 profesionales inmersos en una feroz competencia.

Muertes por exceso de trabajo 

Conocida en mandarín como "guolaosi", la muerte por exceso de trabajo en China afecta principalmente a profesionales liberales de entre 30 y 60 años.

Según una encuesta de la Asociación China de Gestión de Laboratorios Clínicos, el ranking de los más propensos a morir quedaría así:

  1. Los informáticos y jóvenes ejecutivos -el gremio de Zhongguancun- son los más propensos a morir de karoshi.
  2. Les siguen periodistas
  3. Agentes de bolsa y agentes de seguros.
  4. Taxistas.
  5. Guardias de tráfico.
  6. Comerciales.
  7. Abogados.
  8. Profesores. Todos ellos sumidos en "un vertiginoso ritmo de vida y fuertes presiones, que les han acompañado desde el comienzo de sus carreras", concluye el estudio.

 Horas extra obligatorias

Aunque la Ley Laboral china establece una jornada máxima de ocho horas, las horas extra suelen ser "obligatorias" en muchos sectores, donde el sistema de "promoción o eliminación" obliga a los empleados a trabajar más por propia iniciativa.

Del aumento del nivel de vida en China también resultan consecuencias negativas y, al igual que ocurre en Occidente, se han multiplicado enfermedades como la fatiga crónica, la hipertensión o el cáncer.