El vicepresidente de la Generalitat, Josep-Lluis Carod-Rovira ha afirmado en una entrevista en la emisora RAC-1 que sólo contempla que Cataluña participe en unos Juegos Olímpicos cuando tenga un Estado propio, por lo que ha defendido su propuesta de unos juegos para países sin estado como algo posible en estos momentos.

Carod-Rovira propuso el pasado martes al presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge, la organización de estos juegos en Barcelona en 2010.

"Lo que no vamos a hacer es quedarnos de brazos cruzados esperando el glorioso día en que Cataluña se convierta en aquello que ahora la mayoría de los partidos políticos no quieren para Cataluña", ha dicho el presidente de ERC.

En inferioridad

El político ha insistido en que como ahora no hay una mayoría de ciudadanos que no quiere la independencia hay que ir buscando fórmulas para que el deporte catalán puede participar en algún tipo de competición internacional.

"La pregunta es clara: ¿cuánta gente hay en Cataluña que quiera que seamos un estado independiente? Si esto no se quiere mayoritariamente, no hace falta que esperemos que caiga nada del cielo, porque solo no caerá".

Carod-Rovira hizo un símil con los Juegos de la Commonwealth o de la Francofonía para intentar definir el tipo de competición que propone.

"Lo que hay que hacer posible es que tengamos la máxima participación como país deportivo en la escena internacional. Simplemente, haciendo lo mismo que hacen los otros en todo aquello que sea posible y aprovechando todos los resquicios", ha explicado Carod.