En el barrio de Gran Canaria de Vecindario, en la noche del miércoles se produjo un tiroteo.

Un hombre joven, apodado "el Zanahoria", disparó con una escopeta a un grupo de jóvenes que estaban en un parque, matando a uno de ellos e hiriendo a otro.

El homicida solía quejarse de que le molestaban esas reuniones en el parque cuando caía la noche.

Momentos después de cometer el crimen, el agresor volvía a su casa, guardaba el arma y salía de nuevo a la calle para entregarse sin oposición a la Policía.

El barrio donde sucedieron los hechos vive desde el sábado conmocionado por otro suceso, la desaparición de Yeremi Vargas, en paradero desconocido desde el sábado.