Jalid Sheij Mohamed, el presunto cerebro del 11-S
Imagen del presunto terrorista antes de su ingreso en Guantánamo. (WIKIPEDIA) WIKIPEDIA

Jalid Seij Mohamed se ha declarado responsable del 11-S, autoproclamándose cerebro de la operación, según la transcripción de una audiencia en la base militar de Guantánamo difundida hoy por el Pentágono.

Se trata de un pakistaní detenido en en Rawalpindi (Pakistán) el 1 de marzo de 2003 y el FBI le atribuye el asesinato del periodista Daniel Pearl, del Wall Street Journal, en 2002.

Creen que ha tenido una participación activa en la mayoría de los atentados terroristas de los últimos 20 años

Seij Mohamed también ha reconocido su implicación en los atentados contra las Torres Gemelas en 1993.

Antes de llegar a inculparse, un miembro kuwaití de Al-Qaeda ya le había señalado como "principal responsable de los ataques del 11-S" durante la Comisión que investigaba los atentados.

Los servicios policiales estadounidenses creen que el presunto terrorista ha tenido una participación activa en la mayoría de los atentados terroristas de los últimos veinte años, desde la bomba del World Trade Center en 1993, al asesinato de Daniel Pearl, pasando por la Operación Bojinka, un atentado frustrado en Los Ángeles en 2002, la bomba fallida en el vuelo de American Airlines 63 o el atentado contra un club nocturno de Bali.

Fue detenido por el servicio de inteligencia pakistaní en 2003, en una acción conjunta con federales estadounidenses y desde entonces ha estado bajo la custodia de EEUU.

Vida con idas y venidas

Se cree que Mohamed nació en la región de Baluchistán y que pasó parte de su vida estudiando en Kuwait.

En los ´80, luchó contra la URSS en Afganistán

Se unió a los 16 años a la Fraternidad Musulmana y volvió a su país un tiempo después para marcharse de nuevo, esta vez a Estados Unidos, donde estudió durante varios años.

Abandonó Norteamérica para instalarse en Afganistán, donde luchó contra la Unión Soviética en los años 80.

Creen que Mohamed puede ser uno de los pioneros en las operaciones terroristas anti-americanas de principios de los 90.

Antes de ser capturado ya había alcanzado un importante rol dentro del organigrama de Al-Qaeda, organización de la que era jefe de propaganda en 1999.

Fue acusado por cargos de terrorismo en enero de 1996 y entró en la lista de los terroristas más buscados por EEUU el 10 de Octubre de 2001, junto a otros 21 terroristas.