Para poder acceder a un piso de protección oficial en este país se necesita alguno de los siguientes requisitos: tener un amigo o familiar dentro de la Junta; conocer al constructor; tener mucha pasta. Si no cumples ninguno, olvídate, más vale que te vayas a vivir debajo de un puente. Venta de pisos.

No estoy de acuerdo. Yo compré una vivienda de protección oficial a una constructora hace ya algunos años, y ahora disfruto de un precioso piso que todavía estoy pagando, pero que tuvo un precio muy inferior al de mercado. Ni tengo un amigo o familiar dentro de la Junta ni del Gobierno, ni nada parecido, ni conozco al constructor ni a ningún otro, y tampoco tengo mucha pasta. De hecho, si hubiese tenido mucha pasta, me la habría comprado libre, con unos vecinos acordes a mi nivel económico. El problema es que, en la actualidad, a las constructoras privadas no les interesa hacer VPO porque ganan menos, y la ley por la que tienen que hacer un mínimo de pisos de protección se la pasan por el forro... Prefieren pagar la multa. La Juani.

El euríbor cerró febrero con un 4,1% y encarece las hipotecas en 92 euros al mes. Yo creo que no hay tantos problemas como se dice. En general, la gente tiene dinero para hacer frente a los pagos de las hipotecas. También hay una gran cantidad de afortunados a los que le llueve el dinero (les ayudan o directamente les compran un piso sus padres). Yo soy uno de los hipotecados. No demasiado, porque compré mi piso hace tiempo, pero tuve que conformarme con uno pequeño, y esto me obliga a tener que cambiarlo por otro e hipotecarme mucho más. Tendré que hacer cálculos y comprar lo que pueda pagar, como hace casi todo el mundo. Juan Carlos.

Pues me viene que te cagas... Me compré la casa antes de la subida bestial, y, si se frena y se mantienen los precios o incluso bajan un poco, voy a vender el pisito que tengo a precio de oro y a comprarme otro más grande casi sin refinanciación. Algo más caro, eso sí, pero por una cantidad mucho menor, así que no lo voy a notar. Gracias, Zapatero.