Ayer por la tarde iniciaron una recogida de firmas entre los viandantes que pasan por la zona. Cuando consigan 5.000 las entregarán en el Ayuntamiento como muestra de apoyo a sus reivindicaciones laborales.

Los trabajadores de María Pita reclaman desde hace más de un año mejoras salariales y de las condiciones de trabajo.

Denuncian, además, el trato recibido desde la Subdelegación de Gobierno, que no les permitió instalar tiendas de campaña como era su intención inicial el pasado lunes, lo que les obliga a pernoctar en el Obelisco a la intemperie, pertrechados sólo con sacos de dormir.

La titular del citado organismo público, Obdulia Taboadela, se negó ayer a hacer comentario alguno al respecto de estas críticas o sobre la concentración en sí. Por su parte, los funcionarios municipales señalan que hace un año sí se permitió una movilización de similares características en Cuatro Caminos.