Será un paro de dos horas, que comenzará a las 08.00 de la mañana, al que están llamados a participar más de 14.000 trabajadores, durante el mismo, se respetarán los servicios mínimos. Aún así, los sindicatos son optimistas con la resolución del conflicto, ya que la nueva propuesta de la Consellería de Sanidade es un «gran avance» con respecto a la anterior, puesto que ya reconoce mejoras económicas para los diferentes grupos de trabajadores.