La Subdelegación de Gobierno de Valladolid ha abierto una investigación para saber por qué un grupo de 40 ó 50 guardias civiles de tráfico cenaron con directivos de la empresa Zarzuela hace unos días en el Centro Segoviano, como publicó Abc.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles considera que es una «salida de tono» de la Subdelegación. El colectivo lamentó que alguien pueda extraer como conclusión del encuentro que la finalidad del mismo sea la de que los agentes hagan la vista gorda a la hora de poner multas de tráfico a la flota de vehículos de la constructora, declararon a Europa Press sus portavoces. «No hay trato de favor», insisten.