El Fiscal solicita una pena total de 65 años de cárcel para siete personas acusadas de un delito contra la salud pública y otro de integración en grupo criminal, al traer a España sustancias psicotrópicas desde la India y venderlas en ciertas zonas del norte de España. Además, también solicita una multa global de alrededor de 3 millones de euros.

Según el escrito del Fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, estos hechos se juzgarán los próximos días 28, 29 y 30 de abril así como el 16 de mayo ante el Juzgado de Haro.

En concreto, los hechos se remontan a diciembre de 2008 cuando uno de los acusados, residente en India, actuando de forma concertada con otro, introdujeron en España sustancias estupefacientes y psicotrópicas que eran remitidas por correo desde dicho país aparentando ser té. Para almacenar la droga se sirvieron también de otro acusado quien también se encargaba de su posterior venta en Vitoria.

En el desarrollo de los hechos, estos tres acusados contaban además con la colaboración de otras personas quienes les ayudaban a guardar la droga por parte del dinero obtenido por la venta.

A lo largo de este periodo de tiempo, los acusados mantuvieron contacto telefónico y a través de Internet, utilizando un lenguaje cifrado.

Con este método, los acusados consiguieron introducir en España diferentes paquetes con las sustancias antes referidas.

Finalmente, y en diferentes controles rutinarios llevados a cabo en Barajas, la Unidad Fiscal y Aeroportuaria detectaron paquetes postales sospechosos provenientes de India y en donde aparecía la palabra 'Organic Tea'. El paquete tenía que llegar a Haro, por lo que se procedió a la entrega vigilada del envío correspondiente aunque finalmente nadie se personó en las oficinas de Correos de la localidad. En ese paquete se encontraron 2.499 gramos de Ketamina, que en el mercado ilícito tendría un valor de más de 66.000 euros.

Igualmente ocurrió en otros casos, y en un paquete que tenía que llegar a Vitoria encontraron 2.284 gramos también de ketamina con un valor de más de 63.000 euros.

Finalmente, y en uno de sus últimos envíos, en los que tuvieron que acudir a Madrid, la Guardia Civil procedió a la identificación de algunos de los acusados y realizaron un registro del vehículo en el que se encontraban hallando una bolsa con un total de 5.185 gramos de ketamina, valorados en 138.000 euros, en distintas formas de presentación. En ese momento, la Guardia Civil procedió a la detención de los acusados y a un posterior registro de las viviendas y locales destinados a tal uso.

Para el Fiscal estos hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública en su modalidad de tráfico y facilitación del consumo ilegal de sustancias piscotrópicas y otro delito de integración en grupo criminal por lo que procede imponer una pena total de 65 años de prisión así como una multa total de casi tres millones de euros.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.