Hasta ahora, no se podía vender  ningún tipo de bebidas alcohólica a los de menos de 16 años, y los que no llegaran a la mayoría de edad sólo podían tomar consumiciones con menos de 18º (cerveza, vino...). De la misma forma,  tampoco se podrá vender alcohol en tiendas entre las 22 y las 7 horas, para evitar el botellón.