Zusammen Leben, 1974-1984, DDR
Ute Mahler fue una de las pocas reporteras de la RDA que documentó la vida de la gente común en el país satélite de la URSSS © Ute Mahler / OSTKREUZ

De la fértil escuela de fotógrafos de la antigua República Democrática Alemana (RDA) —en la que brilló espacialmente la gran Sybille Bergemann (1941-2010), maestra de la parálisis del alma y la tristeza existencial— salieron una gran cantidad de cronistas gráficos que aprendieron a hacer de la sutileza un arma crítica, única manera de sortear el sistema dictatorial y de durísimo control del Estado sobre el individuo que primó en el país satélite de la URSS entre 1949 y 1990. Ahora se celebra la primera exposición en un museo de otros dos de aquellos grandes fotógrafos que aprendieron a trabajar en terreno peligroso, el matrimonio de Ute y Werner Mahler.

Nacidos con menos de un año de diferencia, ella, Ute, en 1949, y él en 1950, la pareja, que trabaja en común o cada uno por su cuenta, son el objeto de una exposición retrospectiva en el museo Deichtorhallen de Hamburgo. La muestra, con varios centenares de imágenes de todas las épocas de la pareja, permancerá abierta hasta el 29 de junio. Nunca antes se había abordado una antología tan ambiciosa de los fotógrafos.

Padre molinero

Aunque en la RDA fueron dos de los fotógrafos de estilo más influyente, los Mahler, que se habían conocido en la Academia de Artes Visuales de Leipzig y contraido matrimonio en 1974 —ambos procedían de familias humildes: el padre de Ute era molinero—, no llegaron a ser plenamente conocidos en Occidente hasta la caída del Muro de Berlín y la consiguinete unificación alemana. Entonces resultó evidente el valor de sus fotografías documentales, que, sobre todo en el caso de Ute, que trabajó para la legendaria revista Sibylle, una de las pocas que daban chance a los fotógrafos, mostraban la tristeza y la alegría, el amor, la soledad, el vacío, la arrogancia del poder y la vida incierta en la antigua RDA.

Mineros de carbón trabajando desnudos para soportar la temperatura infernal Los reportajes de los Mahler tienen hoy la misma fuerza que cuando fueron publicados: pandillas de niños en calles opacas, grupos de jóvenes nómadas empleados en un circo, parejas de recién casados en habitaciones precarias, mineros extrayendo carbón en completa desnudez para soportar el calor infiernal de las profundas excavaciones... Gran parte de su trabajo acaba de ser condensado en el libro Zusammenleben (Viviendo juntos), publicado por la editorial Hatje Cantz.

Fotografía como expresión humanista

Tras el derrumbe del comunismo, los Mahler fundaron en Berlínla agencia Ostekreuz, que agrupó a una veintena de fotógrafos que provenían de la RDA. El colectivo, que defiende los postulados de la fotografía como expresión humanista, impulsa también la fundación Ostkreuzschule dedicada a la promoción de proyectos de jóvenes reporteros. Ute Mahler es profesora de fotografía de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Hamburgo desde 2000.

En 'Mona Lisas de los suburbios' han retratado a muchachas de cinco ciudades europeas La retrospectiva, con ejemplos de series míticas comoErotikprogramm en der DDR (Programa erótico en la RDA ) conjunta en todo el mundo y fotos de moda que la pareja afrontó como medio de subsistencia, incluye también reportajes más recientes realizados en colaboración por la pareja, como Monalisen der Vorstädte (Mona Lisas de los suburbios), fotos frontales de muchachas en la transición entre la pubertad y la edad adulta tomadas en cinco ciudades europeas, en las que la procedencia de las retratadas es imposible de determinar porque todas tienen el mismo gesto de vaga confusión.