Observadores retenidos en Slaviansk
Algunos de los militares europeos retenidos por las milicias prorrusas en Slaviansk, al este de Ucrania. EFE

Una delegación de la OSCE se encuentra en el este de Ucrania para negociar la liberación de los observadores militares europeos retenidos por separatistas prorrusos en la ciudad de Slaviansk, confirmó este domingo en Viena la organización multilateral.

Sin poder dar más detalles, una portavoz de la OSCE explicó que miembros de la misión especial en Ucrania de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) han viajado a la parte este del país "para liderar las negociaciones". "Sólo puedo confirmar que han viajado (a Slaviansk, al este de Ucrania). Nada más por ahora", agregó.

Los militares retenidos actúan bajo el amparo de la OSCE pero no forman parte de ninguna misión gestionada directamente por esta organización Fuentes del Gobierno alemán habían adelantado ya este sábado el envío de los negociadores de la OSCE al este de Ucrania después de que se decidiera que la organización multilateral iba a asumir el liderato en esas conversaciones.

Unos 140 observadores de la OSCE se encuentran desde finales de marzo en Ucrania en una misión especial, aprobada por consenso entre los 57 países adheridos a la organización, o sea, también por Rusia. De forma paralela, está en el país un equipo de siete observadores militares europeos, compuesto por tres alemanes, un polaco, un sueco, un danés y un checo.

Estos militares desarmados actúan bajo el amparo de la OSCE pero no forman parte de ninguna misión gestionada directamente por esa organización multilateral. Los separatistas prorrusos los retuvieron en un autobús el pasado viernes, junto a un traductor alemán y cinco militares ucranianos.

El alcalde de facto de Slaviansk, Viacheslav Ponomariov, también ha confirmado por su parte que los mediadores de la OSCE han llegado a esta ciudad del este de Ucrania y va a hablar con ellos sobre los observadores de este organismo retenidos.

Un portavoz de las milicias prorrusas afirmó este sábado que sus fuerzas consideran a los militares europeos "espías" de la OTAN. "Se les confiscaron mapas militares de Slaviansk, con puestos de control señalados en ellos, y munición", dijo un portavoz de los prorrusos en una comparecencia ante la prensa recogida por la agencia oficial rusa RIA-Novosti.

De acuerdo al denominado Documento de Viena, firmado en 2011 por los países de la OSCE, cualquier Estado adherido puede solicitar el envío a su propio territorio de observadores militares extranjeros desarmados, tal y como Ucrania hizo en marzo pasado. Estos envíos están basados en acuerdos bilaterales entre los países involucrados y no requieren consenso entre todos los Estados de la OSCE.

"No somos prisioneros"

Mientras tanto, el coronel alemán Oberst Axel Schneider, unos de los inspectores militares europeos retenidos por las milicias prorrusas, declaró que él y sus colegas no se consideran "prisioneros", sino "huéspedes" del autoproclamado alcalde de esa ciudad ucraniana. "No somos prisioneros, somos huéspedes del alcalde (Viachelav) Ponomariov", dijo Schneider en una comparecencia ante la prensa, recogida por la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

Sin embargo el coronel alemán, jefe de la misión de inspectores militares, expresó que no saben cuándo podrán regresar a casa. "Hace varios días que estamos aquí, en manos del alcalde de esta ciudad", dijo Schneider.

La misión, que viajaba en autobús, fue interceptada junto a los accesos de Slaviansk, bastión de la sublevación prorrusa contra el Gobierno de Kiev en el sureste de Ucrania. "Al principio nos instalaron en un sótano. Ayer —por este sábado— nos trasladaron a un lugar con mejores condiciones, con calefacción y aire acondicionado", dijo el coronel alemán.

Agregó que desde el momento en que llegaron a Slaviansk el alcalde les ofreció su "protección" y los recibió como a "invitados". "No sabemos cuándo nos dejarán marchar a casa para reunirnos con nuestras familias. Desconocemos cuáles son las condiciones para nuestra liberación", dijo Schneider. Según el oficial alemán, los diplomáticos "deben cooperar" con Ponomariov para conseguir ese objetivo.

Un liberado por motivos de salud

Uno de los siete observadores europeos detenidos ha abandonado la sede de Gobierno de Slaviansk, donde permanecía retenido, en un vehículo de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) tras recibir la orden de liberación por motivos médicos.

El observador ha sido identificado como un militar sueco aquejado de diabetes que abandonó el lugar en un jeep de la OSCE acompañado de tres hombres desarmados y son contestar a las preguntas de los periodistas.

La portavoz de la alcaldía de la ciudad, Stella Jorosheva confirmó que la diabetes que padecía era "de caracter leve" pero requería un tratamiento que no podía recibir en el lugar, por lo que se decidió su liberación". Jorosheva confirmó que será el último de los observadores que será puesto en libertad hoy.