Galicia registra el índice de incidencia —que mide el número de siniestros con baja por cada 100.000 trabajadores— de accidentes graves más alto de todo el Estado con 52,2 puntos frente a la media estatal de 23,8 puntos. De ello han informado este domingo los sindicato CC.OO y UGT para denunciar "la realidad inaceptable" en la Comunidad con motivo del Día Internacional de la Salud y de la Seguridad en el Trabajo, que se celebra el 28 de abril.

En esta línea, ambos sindicatos también denuncian que respecto a este índice de incidencia, Galicia ocupa el tercer puesto con peores cifras de siniestros mortales, ya que en 2013 fue de 5,3 puntos, mientras que la media estatal fue de 3,1 puntos.

De hecho, llaman la atención sobre que los accidentes mortales en cifras absolutas crecieron en Galicia en 2013 al llegar hasta 47 víctimas, una cifra superior a los 45 fallecidos de 2012. Y esto ocurre "a pesar de la situación de crisis y de haber disminuido la mano de obra de mayor riesgo de accidentabilidad y de haber expulsado del mercado laboral a los trabajadores temporales o que reforzaban las demandas en momentos de mayor intensidad de tareas".

En cifras absolutas, los accidentes graves descienden en 2013 hasta los 418 —en 2012 fueron 482-; mientras que los leves también descienden en 2013 hasta 21.912 —en 2012 fueron 23.130—.

A modo de ejemplo, Comisións Obreiras y UGT-Galicia alertan de que en el sector de la agricultura mientras la población laboral se redujo en 2013 un 5,4 por ciento, en relación a 2012, los accidentes graves se incrementaron un 19,3 por ciento —al pasar de 57 a 68—, mientras que los siniestros mortales también aumentaron un 33 por ciento —al pasar de tres a cuatro—.

Lo mismo ocurre en el sector pesquero, en base a estos datos de 2013, puesto que el número de trabajadores bajó un cinco por ciento, mientras que los graves crecieron un 31,8 por ciento y los mortales un 40 por ciento —al pasar de 5 a 7—.

Contra los recortes

Al respecto, estos sindicatos achacan estas cifras a "la austeridad, los recortes y la falta de políticas públicas" que "condenan la seguridad y la saluda de los trabajadores", ya que provocan que el "modelo precario se configure como hegemónico", "desplazando el empleo estable".

Asimismo, censuran que el anteproyecto de leyes de mutuas "tiene muchos aspectos lesivos para los trabajadores", por lo que denuncian "el subregistro de enfermedades relacionadas con el trabajo que se derivan a los servicios de salud como comunes".

Entre otras reivindicaciones de este Día Internacional de la Salud y de la Seguridad en el Trabajo se encuentra pedir que se mantengan las inversiones públicas en materia de prevención de riesgos laborales, la declaración del cáncer laboral como enfermedad profesional y la constitución de un fondo de compensación para las víctimas de amianto.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.