El consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, ha abogado por rediseñar la actual estructura de los fondos reembolsables, tanto los turísticos como el resto, de forma que "se primen criterios como la aportación de garantías y no tanto los balances", ya que "los actuales criterios hacen que sea más difícil el acceso a la pequeña y mediana empresa".

En declaraciones a Europa Press, el consejero reconoce que la marcha de los fondos reembolsables "está costando", por lo que cree que "hay que rediseñarlos para que den servicio a las pymes".

En ese sentido, ve necesario que "el elemento fundamental que se tenga en cuenta a la hora de valorar la concesión de dichos fondos debe ser las garantías, pues ahora mismo se valoran los balances y la viabilidad de la empresa, y eso hace muy difícil el acceso para la pequeña empresa".

Por ello, insiste en establecer como criterio fundamental a la hora de conceder los fondos que las empresas "tengan las suficientes garantías para que, en el caso de que el préstamo no se devuelva, se puedan ejecutar esas garantías".

Rodríguez considera que otros elementos como los balances o la viabilidad a largo plazo empleando estudios de años antieores, "en el momento en que se ponen sobre la mesa significan que casi ninguna pequeña empresa puede acceder con esos requisitos".

"Los fondos reembolsables no pueden ser más complicados de obtener para una pequeña empresa que los préstamos financieros; y si al final es tan complicado es que no está tan bien definido", asevera el consejero, quien insiste en la necesidad de acometer un reajuste de los mismos.

En el caso concreto de los fondos reembolsables para el sector turístico, el consejero considera que el fondo "funciona razonablemente bien para necesidades de las grandes empresas y pero supone grandes dificultades para la pequeña emrpesa".

Por ello, el consejero reconoce que estos fondos reembolsables "no funcionan todo lo bien que nos gustaria y no fluye con la rapidez que necesita la pequeña empresa", por lo que insiste en la necesidad de efectuar "ajustes para hacerlos útiles a las necesidades de la pequeña empresa".

"La mediana y gran empresa se mueven bien con este tipo de fondos, pero la pequeña empresa tiene dificultades de acceso a los mismos por su propia realidad y evolución de los últimos años", ha insistido el consejero.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.