El equipo antigraffitis de la Policía Local de Murcia ha realizado casi 1.700 actuaciones en sus cuatro años y medio de funcionamiento, esto es, desde septiembre de 2009 y hasta el 25 de abril de este año.

En concreto, de estas 1.681 actuaciones relacionadas con los graffitis, en 107 casos se han instruido diligencias en dependencias de las FCSE; en 97 casos se han formulado denuncias administrativas por infracción de la Ordenanza Sobre Limpieza Viaria; y en el resto se han realizado informes policiales y reportajes fotográficos para el archivo en la base de datos del equipo.

También en este periodo el equipo ha recibido, a través de la dirección de correo ('policia.antigraffiti@ayto-murcia.es') y de la Oficina de Atención al Ciudadano, 183 demandas ciudadanas por la realización de pintadas en sus propiedades.

El objetivo de este equipo antigraffitis es prevenir y combatir la realización de pintadas o 'graffitis' en los diferentes espacios públicos o privados, según fuentes del Consistorio murciano consultadas por Europa Press.

La realización de graffitis provoca, además del deterioro estético de la ciudad, unos daños "cuantiosos" no sólo al Ayuntamiento de Murcia, por las numerosas pintadas en edificios públicos y mobiliario urbano, sino también a los particulares que a diario sufren este tipo de actos vandálicos en las fachadas de sus edificios, puertas de garaje y bajos comerciales, entre otros lugares.

Por ello, el crecimiento de este tipo de actividad ilícita está obligando a los Cuerpos de Policía Local a la creación de equipos especializados en esta materia a fin de paliar los efectos negativos que generan, ya que obligan a los ayuntamientos a destinar importantes sumas de dinero a la limpieza de las pintadas.

El equipo

Este equipo, integrado actualmente por un cabo y un agente y que cuenta con formación universitaria en Pericia Caligráfica y Grafología, realiza el trabajo coordinado con el Cuerpo Nacional de Policía.

El trabajo se desarrolla en una primera fase con la confección de un archivo fotográfico donde se van registrando las pintadas o 'graffitis' que se han realizado en la ciudad o pedanías del municipio.

En una segunda fase y una vez que el equipo posee información sobre la identidad del presunto autor de uno o varios hechos, se realiza un análisis caligráfico de los 'graffitis' a fin de poder relacionar al presunto autor con otros que hayan podido ser realizados por la misma persona.

Por último, en la tercera fase se realizan o bien diligencias por infracción penal por delito o falta dirigidas al Juzgado de Guardia o Fiscalía de Menores, dependiendo de cada caso concreto y/o se incoa expediente administrativo por infracción a la Ordenanza Municipal de Limpieza Viaria.

Para las infracciones penales, el Código Penal recoge el delito contra el patrimonio histórico, que castiga con pena de prisión de uno a tres años o multa de 12 a 24 meses, y la falta de deslucimiento de bienes muebles e inmuebles castigada con pena de localización permanente de dos a seis días o trabajos en beneficio de la comunidad de tres a nueve días.

La infracción administrativa viene contemplada de la Ordenanza Municipal Sobre Limpieza Viaria sancionada con multa de 30 a 150 euros.

Esta Ordenanza ha sido modificada en octubre de 2011 con una ampliación que contempla la sustitución de la multa por otras medidas o trabajos en beneficio de la comunidad, de manera voluntaria, con la finalidad de concienciar al infractor de los efectos negativos derivados de este tipo de actividad ilícita.

Estos trabajos serán no retribuidos y sin sujeción laboral alguna, teniendo una correspondencia entre la sanción y la prestación sustitutiva, de manera que por cada ocho horas de trabajos se condonarán 150 euros del importe de la sanción.

A través del trabajo de análisis, estudio e investigación que realiza el equipo, mediante la utilización de las fotografías de la base de datos, se han podido relacionar a diversos autores con numerosas pintadas que, presuntamente, han sido realizadas por la misma persona, dando como resultado la resolución de cientos de casos a los que se le ha podido relacionar con un autor y, por lo tanto, se les ha instruido diligencias dirigidas al Juzgado de Guardia o Fiscalía de Menores dependiendo de cada caso concreto.

Por otro lado, el trabajo de la Policía Local no se centra únicamente en las medidas represivas, sino que se apuesta fuertemente por otras medidas de carácter preventivo, como son las charlas informativas que se vienen impartiendo en diversos centros educativos del municipio, concretamente en IES, dirigidas a jóvenes adolescentes que, en muchos casos, desconocen el alcance o repercusión negativa que este tipo de actividad genera.

Consulta aquí más noticias de Murcia.