La Sección tercera de la Audiencia Provincial ha condenado a un individuo a cinco años de cárcel y a pagar una indemnización de 25.000 euros por abusar sexualmente de su sobrina, menor de 13 años, según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press.

En concreto, el propio acusado reconoció voluntariamente que había estado acosando a la menor, hija de la hermana de su esposa, desde que tenía seis años hasta que los hechos se descubrieron, en 2012.

Los hechos considerados probados por la sentencia reflejan que la familia solía juntarse en el campo y el acusado, al quedarse a solas con la menor, le hacía tocamientos por todo el cuerpo y a ella le obligaba igualmente a tocarle a él.

Por todo ello, la madre de la menor denunció al acusado, quien reconoció los hechos y mostró conformidad con la pena solicitada por el fiscal y la acusación particular.

Por todo ello, el acusado fue ha sido condenado como autor de un delito continuado de abusos sexuales a una menor de trece años a la pena de cinco años de prisión, con prohibición de aproximación a una distancia menor de 300 metros a la menor, a su domicilio o lugares que frecuente así como comunicarse con ella por teléfono, móvil o cualquier medio, incluido el telemático por el tiempo de duración de la pena privativa de libertad y diez años mas.

Además, el acusado es condenado a indemnizar a la perjudicada, como menor, en la persona de su madre, en la cantidad de 25.000 euros en concepto de daño moral causado y con expresa condena en las costas causadas en las presentes actuaciones incluidas las de la acusación particular.

Consulta aquí más noticias de Murcia.