Multinacional bananera Chiquita
Multinacional bananera Chiquita
La multinacional estadounidense comercializadora de plátanos Chiquita accedió a pagar 25 millones de dólares (unos 19 millones de euros) tras admitir que pagó a un grupo armado colombiano para que protegiera a sus empleados, según la versión de la compañía.

Fernando Aguirre, ejecutivo de la empresa, señaló que "los pagos hechos por la compañía siempre fueron motivados por nuestra preocupación en torno a la seguridad de nuestros empleados".

La empresa ya no opera en Colombia desde 1994

Agregó que la admisión de los pagos formó parte de un acuerdo judicial que "consideramos como una solución razonable al dilema que nuestra empresa enfrentó hace varios años".

En documentos presentados ante el tribunal federal del Distrito de Columbia (DC), en Estados Unidos, los fiscales señalaron que varios empleados de la empresa pagaron alrededor de 1,7 millones de dólares entre 1997 y 2004 a la organización paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC ), considerada un "grupo terrorista" por EEUU.

Chiquita vendió sus operaciones bananeras en Colombia en junio de 2004.

La compañía también realizó transacciones con las guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC ), según los fiscales.

Chiquita había asegurado el mes pasado que había reservado 25 millones de dólares para resolver la disputa.

La empresa indicó que la investigación involucraba a una ex subsidiaria que hizo pagos bajo presión para garantizar la seguridad de sus empleados.

Los pagos fueron aprobados por altos ejecutivos de la compañía con sede en Cincinnati (EEUU), según los documentos judiciales.

Chiquita había pagado con anterioridad dinero a otras organizaciones terroristas

"Durante más de seis años -desde o alrededor de 1997, hasta o alrededor de 2004- el acusado Chiquita, a través de Banadex, pagó dinero a la AUC en las dos regiones de Colombia en las que tiene operaciones bananeras: Urabá y Santa Marta", señala el documento presentado por los fiscales de EEUU.

El texto añade que "Chiquita había pagado con anterioridad dinero a otras organizaciones terroristas que operaban en Colombia, en concreto la organización terrorista de izquierda Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) (...) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN)".

El documento presentado por los fiscales es lo que en términos legales se considera como informativo.

A diferencia de una acusación, es analizado entre la empresa y los fiscales antes de que se presente una declaración de culpabilidad o inocencia.

Se espera que haya una audiencia sobre esa declaración el próximo lunes.