Jalid Sheij Mohamed
Jalid Sheij Mohamed, posible cerebro de los atentados del 11-S. REUTERS

El presunto cerebro de los atentados del 11 de septiembre de 2001, el paquistáni Khalid Sheikh Mohammed, admitió su responsabilidad en esos ataques terroristas y otros, según la transcripción de una audiencia en la base militar de Guantánamo difundida el jueves por el Pentágono. Puedes leerla aquí en pdf (inglés).

Yo fui responsable de la Operación 11-S, de punta a cabo

"Yo fui responsable de la Operación 11-S, de punta a cabo", señaló Mohammed a través de un representante, perteneciente al ejército de EE.UU., como todos los presentes en la audiencia.

"Yo fui el director operativo para el jeque Bin Laden en lo que se refiere a la organización, planificación, seguimiento y ejecución de la operación 11-S", aseveró.

La audiencia tuvo como objetivo establecer si Mohamed puede ser considerado en la definición de "combatiente enemigo", establecida por el gobierno del presidente George W. Bush para los terroristas extranjeros.

Decapitó a un periodista estadounidense

El representante también ha leído como el cabecilla de Al Qaeda se había responsabilizado del asesinato del periodista estadounidense Daniel Pearl, secuestrado en Paquistán.

"Con mi bendita mano derecha le corté la cabeza al judío estadounidense Daniel Pearl", confesó Mohammed, a través de un representante, añadiendo que "hay fotos mías en Internet sujetando su cabeza".

Con mi bendita mano derecha le corté la cabeza al judío estadounidense Daniel Pearl

Mohammed también dijo ser responsable de la planificación, financiación y entrenamiento de quienes llevaron a cabo atentados con explosivos en otros lugares, entre ellos el ataque perpetrado en 1993 contra el World Trade Center, o los atentados de Bali, Indonesia.

En esa confesión, Khalid Sheikh Mohamed también se responsabilizó de los intentos de asesinar al ex Presidente de los EE.UU. y del Papa Juan Pablo II mientras realizaban viajes oficiales a Filipinas.

Entre los atentados que planificó pero que no llegó a ejecutar se encuentran ataques a buques petroleros en el estrecho de Gibraltar.

La base naval de Guantánamo (Cuba) alberga a unos 400 de esos presuntos "combatientes enemigos", muchos de los cuales fueron capturados en Afganistán e Irak desde que Estados Unidos lanzó la guerra global contra el terrorismo tras los atentados del 11-S.

Forma parte de un grupo de 14 prisioneros de Guantánamo considerados como presuntos terroristas "de alto valor" por las autoridades de Estados Unidos

Responsable de 29 atentados

El presunto cerebro del 11-S manifestó que individualmente fue responsable de la planificación de 29 atentados, muchos de ellos sin llevarse a cabo.

Sus declaraciones figuran en una transcripción de 26 páginas, las cuales contienen párrafos cubiertos con tinta negra por las autoridades del Pentágono, ya que consideran que puede poner en peligro la seguridad de los EE.UU.

Mohammed forma parte de un grupo de 14 prisioneros de Guantánamo considerados como presuntos terroristas "de alto valor" por las autoridades de Estados Unidos y transferidos el año pasado desde prisiones de la Agencia Central de Inteligencia en el exterior.

El presunto autor intelectual del 11-S fue arrestado en Pakistán en marzo de 2003 y entregado a Estados Unidos por las autoridades de ese país.

La "Operación 11-S" consistió en el secuestro de cuatro aviones de líneas aéreas comerciales por parte de 19 terroristas.

Dos de los aviones fueron estrellados contra las Torres Gemelas del World Trade Center en Nueva York, un tercero impactó en el Pentágono en Washington y el cuarto cayó sobre un lugar despoblado en el vecino estado de Pensilvania. Los ataques se cobraron la vida de unas 3.000 personas.