La Encarnación se reencarna
Recreación virtual del mercado y del museo que habrá.
Desde los vestigios almohades hasta la supuesta maldición que pesaba sobre el lugar por la expulsión de las monjas que moraban en el convento. La reencarnación de toda la historia de la Encarnación está más cerca. El proyecto que narrará 20 siglos de historia abrirá a mediados de 2008. Antiquarium es el nombre elegido para la puesta en valor de los hallazgos que yacen en el solar.

El museo bajo tierra tendrá dos áreas. Una será permanente: viaje a Híspalis-Isbiliya. Transportará a los visitantes entre los siglos i y xiii. Comenzará con un espectáculo audiovisual para después adentrarse en los restos de casas almohades, factoría de salazones, iglesia paleocristiana y toda una serie de casas romanas. En vitrinas se mostrarán los objetos de mayor valor.

La otra zona será una galería para muestras temporales. La idea, según explica el arqueólogo Fernando Amores, es poder narrar también las épocas posteriores vividas por la Encarnación, incluso las ponencias de los debates sobre su futuro.