Madiedo se reconoció durante un juicio rápido culpable y fue condenado a pagar una multa de 400 euros y a no acercarse a su compañera de partido a menos de 500 de metros durante los próximos seis meses. Coto denunció a Madiedo el pasado lunes al sentirse «acosada» por las numerosas llamadas y mensajes telefónicos que recibía a cualquier hora, más de 90 desde enero.