El presidente del comité de la empresa gaditana Delphi, Antonio Pina, se ha puesto desde hoy en huelga de hambre para protestar por el cierre de esta factoría de componentes automovilísticos. Se trata de una reivindicación más para evitar el cierre de la fábrica, que emplea directamente a 1.600 personas.

Además, los alcaldes de la Bahía de Cádiz y representantes de los trabajadores acudirán el próximo día 21 de marzo al Parlamento Europeo, donde se reunirán con distintos eurodiputados para exigir el mantenimiento de la planta. Ese mismo día, el presidente de la Junta informará en el Parlamento andaluz sobre la situación de Delphi y de la industria en Andalucía.