Los Mossos d’Esquadra detuvieron ayer a María Josefa C. F., de 34 años, por un presunto delito de homicidio, tras encontrar muerta a su hija de 14 meses en el interior de su casa de El Masnou (Barcelona).

La mujer, deprimida desde que su marido la abandonó hace unos diez días, intentó suicidarse tirándose por el balcón de la casa y fue ingresada en estado grave con lesiones de columna en el Hospital Germans Tries i Pujol de Badalona. No se teme por su vida, aunque podría quedar parapléjica. Previamente había dejado caer a la calle varias cartas de despedida. Su hija fue hallada en la casa con signos de violencia. Sin embargo, la causa de su muerte está pendiente de la autopsia.

En mayo de 2006, la Audiencia de Barcelona condenó a 30 años de cárcel a una mujer que ahogó a sus dos hijos, de ocho meses y dos años, en la bañera de su casa, en Barcelona, porque no quería dejarlos solos tras su suicidio.