General Motors
Un edificio de la automovilística General Motors. ARCHIVO

El consorcio automovilístico estadounidense General Motors cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de cerca de 100 millones de dólares (72,4 millones de euros), lo que representa una disminución del 89% en comparación con las cifras del mismo período de 2013.

La sustitución del interruptor de encendido y del cilindro costará 507 millones de eurosSegún informó la empresa, los resultados económicos trimestrales se vieron afectados por efectos extraordinarios como el efecto negativo del tipo de cambio, así como por el impacto económico de la llamada a revisión de cerca de 7 millones de vehículos a causa de un defecto en el sistema de ignición.

La compañía explicó que esta campaña de revisión ha supuesto un impacto de 1.300 millones de dólares (942 millones de euros) en su balance. La firma indicó que este monto se destinará a cubrir el coste de la reparación y a los vehículos de cortesía.

Así, la sustitución del interruptor de encendido y del cilindro para unos 2,6 millones de vehículos costará 700 millones de dólares (507 millones de euros), mientras que el resto de campañas tendrán un coste de 600 millones de dólares (434 millones de euros).

Pérdidas en Europa

La división europea de General Motors registró unas pérdidas operativas de 300 millones de dólares (217 millones de euros), lo que se traduce en un incremento del 50% si se compara con los 'números rojos' contabilizados en los mismos meses de 2012.

La multinacional automovilística destacó que el resultado operativo negativo incluye unos costes de reestructuración por importe de 200 millones de dólares (145 millones de euros). Las ventas del grupo en la región crecieron un 0,8%, hasta 338.000 unidades.

La consejera delegada de General Motors, Mary Barra, afirmó que la evolución experimentada por la empresa en sus operaciones clave fue "más sólida" en el trimestre y afirmó que refleja la respuesta positiva de los clientes a los nuevos modelos que está lanzando la compañía.

Para el conjunto de 2014, la empresa señala que Europa y China están evolucionando mejor de lo previsto, mientras que la división de Operaciones Internacionales y Norteamérica lo hacen según los planes. La firma señaló que entre los retos a los que se enfrenta se encuentran el impacto en el mercado norteamericano de la campaña de revisión y el efecto negativo de la volatilidad política y de mercado en Venezuela.