ITV
Imagen de un edificio en el que se pasa la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). EFE

Unos dos millones de vehículos circulan actualmente con la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) caducada, según datos de la asociación del sector Aeca-ITV, que además apunta que se trata de automóviles de una "elevada antigüedad".

Las estaciones de ITV evitaron al menos 11.000 accidentes de tráfico durante 2012La patronal considera que estos coches evitan la ITV no tanto por el coste que supone esta revisión (entre 30 y 40 euros), como por el hecho de que "les detecten defectos graves que supongan realizar reparaciones importantes o, en muchos casos, tener que dar de baja el vehículo".

El parque español mantiene un "número importante" de vehículos sin la ITV a pesar de la implantación en enero de 2013 del denominado 'Proyecto ITICI' por el que la DGT conoce en todo momento qué coche tiene la ITV en regla y cual no.

En este sentido, la asociación sectorial señala que, según un estudio, durante 2012 las estaciones de ITV evitaron al menos 11.000 accidentes de tráfico, 170 víctimas mortales en las carreteras y 11.000 heridos de diversa consideración.

Aumenta la vida útil del coche

A pesar de ello, el número de inspecciones técnicas de vehículos realizadas se elevó un 5,6% en 2013, en total 17,9 millones coches, aumento que la asociación achaca al "progresivo envejecimiento del parque automovilístico español, a que la vida útil de los automóviles se está alargando hasta una media de once años".

Se detectaron 5,83 millones de fallos graves en 2013No obstante, durante el pasado año, casi uno de cada cinco coches (3,23 millones de unidades, un 18% del total) no superó la ITV a la primera revisión por no reunir las condiciones mínimas de seguridad para circular por la vía pública.

El número de vehículos que fueron rechazados en la primera inspección creció además un 2,8% en 2013, hasta sumar 3,23 millones. Además, de ellos, un 5,8% (184.490 coches) tampoco pudieron pasar la segunda inspección a la que quedan obligados a presentarse.

Durante el pasado año también creció el número de defectos, tanto graves como leves, detectados en los coches revisados. En concreto, en las ITV realizadas se detectaron 5,83 millones de fallos graves, un 3,3% más. Además, muchos automóviles presentaban más de un defecto grave.

El alumbrado y la señalización son los elementos de los coches que más fallos graves presentaron (el 23% del total), seguido de los ejes, las ruedas, los neumáticos la suspensión (22%) y los frenos (16,3%). En cuanto a los defectos leves, aumentaron un 8,7% en 2013, hasta los 13,43 millones, en su mayor parte también localizados en el alumbrado y la señalización (36,8%).