"Ratón facial"
Mover la nariz o guiñar los ojos es suficiente para navegar sin utilizar el ratón. 20MINUTOS.ES

Un ratón para el ordenador que se mueve sólo con los gestos de la cara facilita a los discapacitados físicos un acercamiento sencillo y gratuito a las nuevas tecnologías e internet sin necesidad de que intervengan las manos.

Tampoco hacen falta cables, sensores u otro tipo de dispositivos frecuentes que dificultan el acceso a las nuevas tecnologías, gracias al uso de una cámara USB que reconoce el movimiento de los músculos faciales.

El único equipamiento necesario es una webcam, y un micrófono para la versión con sonido

El  HeadDev (nombre con el que ha sido bautizado el sistema) permite guiar el puntero mediante el movimiento de la nariz y realizar acciones con determinados gestos, como el guiño de los ojos para hacer un click, por ejemplo.

También existe una versión que reconoce además órdenes vocales.

Este sistema recuerda a otros similares que proponen que los ojos hagan las veces de ratón.

El "ratón facial" está pensado especialmente para personas con discapacidades motrices severas como la esclerosis lateral amiotrófica, la esclerosis múltiple, la parálisis cerebral o las lesiones medulares, ya que el sistema reconoce los gestos de la cara y los reproduce sobre un teclado virtual en la pantalla del PC para emular las funciones de un ratón convencional.

La Fundación Vodafone España y la Fundación para la Integración de Discapacidades han impulsado este proyecto, finalista en la II edición de los Premios de la Fundación para el Desarrollo Infotecnológico de Empresas y Sociedad (FUNDETEC), en la categoría de Mejor Proyecto de Entidad no lucrativa destinada a ciudadanos.

Proyecto español 

El proyecto ha sido desarrollado por un grupo de investigadores de la Universidad de Baleares y la empresa TAGRV -especializada en el desarrollo de software gráfico y de realidad virtual- y para la valoración de su utilidad se ha contado con la colaboración de la Asociación Balear de Personas con Discapacidad (ASPROM).

Isabel Díaz Roca, de la Fundación para la Integración de Discapacidades, explicó que desde la organización trabajan "con la firme convicción de que el software debe ser capaz de mejorar la calidad de vida de las personas, y muy especialmente en el ámbito de las discapacidades, debe estar al alcance de todos".

La premisa de los proyectos tecnológicos que desarrollan es que cualquier persona a quien pueda serle útil el software pueda acceder a él fácilmente, tanto en España como en otros países, especialmente aquellos en vías de desarrollo.

Por eso, su distribución es gratuita y se está preparando la versión para Linux -la actual sólo es compatible con Windows-.