El Senado rechaza que la ONU supervise el estado de los derechos humanos en el Sahara

  • El portavoz del grupo popular ha justificado el voto en contra de su grupo, al entender que el Ejecutivo ya protege los derechos humanos de los saharauis.
  • España mantendrá el diálogo político con las partes, el Polisario y Marruecos.
Un hombre sale de su tienda en el Sáhara.
Un hombre sale de su tienda en el Sáhara.
GTRES

El Pleno del Senado ha rechazado este miércoles una moción que instaba al Gobierno a interceder ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que la supervisión de los derechos humanos sea parte del mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (Minurso).

El portavoz del grupo popular, José María Chiquillo, ha justificado el voto en contra de su grupo, al entender que el Ejecutivo ya protege los derechos humanos de la población saharaui, ya que el principio general de la política exterior es esa defensa en todo el mundo. Chiquillo, que ha defendido una enmienda que no ha sido admitida por el proponente de la moción, el senador del grupo Mixto Albert Unamunzaga, ha agregado que España mantendrá el diálogo político con las partes, el Frente Polisario y Marruecos.

Ha añadido que en la próxima renovación del mandato de Minurso España seguirá apoyando en el seno del Grupo de Amigos del Sahara las propuestas de consenso, incluidas las relativas a la vigilancia y respeto de los derechos humanos que se traten con carácter previo al debate en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El resto de grupos parlamentarios ha votado a favor de la moción y sus portavoces han considerado que España tiene una deuda pendiente con el Sahara occidental desde 1975 y que debe culminar su labor de descolonización de esa colonia, favoreciendo un referéndum de autodeterminación a pesar de los intereses económicos que existen con Marruecos.

Unamunzaga se ha referido a las continuas vulneraciones de los derechos humanos contra aquellas personas que pacíficamente se oponen a la ocupación marroquí de los territorios ocupados en el Sahara occidental, así como a la gran cantidad de víctimas de los continuos malos tratos, las detenciones ilegales, los juicios sumarisimos o la represión indiscriminada.

Ha recordado que activistas de derechos humanos permanecen presos de conciencia en condiciones infrahumanas y que la Minurso es en la actualidad una de las escasas misiones de paz de la ONU que no tiene un mandato para supervisar los derechos humanos. A su juicio, es imperativo ampliar la función de la Minurso para incluir esa protección, ya que sin ella el pueblo saharaui no se podrá expresar libremente, ni ejercer su derecho a manifestarse, ni votar en un futuro referéndum de autodeterminación

Mostrar comentarios

Códigos Descuento