Una operación para bajar de peso puede causar también pérdidas de memoria

  • Según un estudio, una operación de reducción de estómago puede provocar pérdidas de memoria, descoordinación o problemas de visión.
  • Suele darse de uno a tres meses después de la intervención.
  • Lo achacan a una falta de vitamina B.
Manuel Uribe perdió más de 200 kilos tras una operación de reducción de estómago.
Manuel Uribe perdió más de 200 kilos tras una operación de reducción de estómago.
ARCHIVO

Las intervenciones quirúrgicas realizadas para bajar de peso pueden provocar una deficiencia de vitamina B1, que podría desembocar a su vez en pérdida de memoria, confusión, dificultad a la hora de coordinar movimientos o problemas en la visión entre otros problemas, según un estudio publicado ayer en el boletín de la American Academy of Neurology.

El síndrome, llamado encefalopatía de Wernicke, afecta al cerebro y al sistema nervioso cuando el cuerpo no tiene suficiente vitamina B1, también conocida como tiamina.

El estudio ha descubierto que esta encefalopatía es más frecuente en las personas que vomitan a menudo tras la operación y tiene lugar, por lo general, de uno a tres meses después de la cirugía, aunque se ha dado algún caso 18 meses después de la intervención quirúrgica.

Estas personas sufrían pérdida de vista, convulsiones, hormigueos y entumecimiento en brazos y piernas

La investigación ha estado a cargo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Wake Forest, en Carolina del Norte (EEUU) e identificó hasta 32 casos de encefalopatía de Wernicke en personas que habían sido intervenidas para reducir su peso.

"Encontramos que estas personas también sufrían pérdida de vista, convulsiones, hormigueos y entumecimiento en brazos y piernas" afirma el Dr. Sonal Singh, autor del estudio.

Es importante visitar al médico inmediatamente

Según Snigh, la falta de vitamina B1 tiene lugar en los alcohólicos y considera que cualquier persona que tras la operación sufra estos síntomas "necesita ver a un médico inmediatamente".

El tratamiento consiste en inyectar vitamina B1 en los pacientes; mediante este método, 13 de las 32 personas tratadas se recuperaron completamente, si bien es cierto que algunas otras continuaron con los problemas de memoria, debilidad, o descoordinación.

"Si se trata inmediatamente, no debería haber problemas", concluye.

Los médicos que atienden este tipo de operaciones, sin embargo, consideran que el riesgo de la obesidad es mayor que el de estas posibles secuelas postoperatorias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento