El Parlamento pide la puesta en marcha de medidas para prevenir la pobreza energética

El Parlamento de Canarias, con la abstención del PP, ha aprobado este miércoles una proposición no de ley (PNL) del Grupo Socialista en la que se insta al Gobierno autonómico a pedir al Ejecutivo central la puesta en marcha de medidas para prevenir y paliar la pobreza energética.

El Parlamento de Canarias, con la abstención del PP, ha aprobado este miércoles una proposición no de ley (PNL) del Grupo Socialista en la que se insta al Gobierno autonómico a pedir al Ejecutivo central la puesta en marcha de medidas para prevenir y paliar la pobreza energética.

En concreto, la PNL solicita revisar la actual política energética, impulsando el sector de las energías renovables, priorizar la rehabilitación y eficiencia energética de los hogares, e incorporar criterios de pobreza energética en la revisión del sistema de déficit de la tarifa eléctrica, que se viene traduciendo en aumentos de la factura eléctrica de los hogares.

Asimismo, se pide la garantía de una cobertura mínima de subsistencia energética, siempre que los informes de los servicios sociales municipales acrediten las circunstancias socioeconómicas de aquellas familias que no pueden hacer frente al pago del recibo de la luz, introduciendo elementos de bonificación como la creación de tarifas sociales de la energía eléctrica.

En la iniciativa aprobada, el Parlamento de Canarias también insta al Gobierno de Canarias, en virtud de sus propias competencias, a articular las medidas necesarias para evitar que haya cortes de energía eléctrica y agua a los hogares con menos recursos.

Además, la proposición insta a la aplicación de las Directivas europeas del mercado interior de electricidad y gas, incorporando el combate contra la pobreza energética como prioridad de la política energética española.

En el texto se solicita también que se contemple "una partida presupuestaria específica, suficientemente dotada, para combatir la pobreza energética en España, así como la propuesta de una tregua que determine la no interrupción de los suministros de electricidad o agua por impago".

La iniciativa pide igualmente la aprobación, en el plazo de tres meses, de una estrategia para la erradicación de la pobreza energética, en la que involucre a las empresas energéticas y manteniendo el bono social a medio plazo.

Riesgo de pobreza energética

La diputada Dolores Padrón, encargada de defender la iniciativa, indicó que el número de españoles en riesgo de pobreza energética ha aumentado en 2 millones en los últimos dos años, lo que se traduce en 7.200 fallecimientos cada invierno como consecuencia de la mala climatización de las viviendas.

Asimismo, indicó que los hogares con dificultades para pagar la factura eléctrica subió en 2012 un 16,6%, lo que supone unos 7 millones de personas, frente al 12,4% registrado en 2010. A ello sumó que en 2012 hubo unos 4 millones de cortes del suministro por impago, más del doble que en 2006.

La diputada criticó, además, que mientras las rentas han bajado un 8,5% en los últimos años, la factura de la luz ha subido un 60%. En consecuencia, dijo que los hogares deben dedicar un porcentaje cada vez más alto de sus ingresos a la energía. Así, de una media de un 4,3% en 2007, se ha pasado a un 6,5% en 2012.

Por otro lado, incidió en que la reforma energética propuesta por el Ministerio de Industria "ni frena el incremento del precio de la electricidad ni establece soluciones a la pobreza energética". "Los precios suben y el cambio del sistema de facturación —que aumenta los costes fijos de la factura— supone una penalización añadida a los que menos consumen, empeorando el problema de la pobreza energética", apuntó.

Por ello, incidió en la necesidad de redefinir el bono social, una medida que consideró "insuficiente" porque "sólo subvenciona la tarifa eléctrica, cuando hay muchas familias que utilizan gas y los hogares que la solicitan no siempre son los más vulnerables".

Padrón recordó que en Reino Unido ya existen medidas para evitar el corte del suministro eléctrico para las familias más vulnerables, y dispone de una ayuda invernal de entre 120 y 300 euros. Además, apuntó que existen dos directivas europeas que obligan a los Estados miembros a abordar el problema de la pobreza energética.

"expresión más de la pobreza"

Por el Grupo Mixto, Román Rodríguez (NC) dijo que la pobreza energética es "una expresión más de la pobreza", y consideró "oportuno" la PNL porque el tema energético es "básico" para el desarrollo de la vida de las personas. Igualmente, señaló que evitar los cortes de suministro es "elemental", por lo que consideró "poco razonable" que las instituciones públicas "no hayan sido capaces de parar este hecho".

La diputada Rosa Pulido, de CC, afirmó que para solucionar el problema de la pobreza energética es necesario una reforma del sector energético que "garantice la energía a toda la ciudadanía y a un precio accesible, impulsando las energías limpias, el autoconsumo y abriendo el mercado a nuevos inversores y no apostando por las energías fósiles".

Desde las filas populares, Manuel Fernández admitió que España tiene una de las facturas eléctricas "más caras" de Europa, pero achacó este hecho al parón nuclear y a la prima a las energías renovables, que supone el 22% del coste de la factura.

Manuel Fernández aseguró que desde 2004 hasta 2011, durante el Gobierno socialista, el incremento de la tarifa eléctrica pasó del 1,5% al 17,7%, y en 2013, con el Gobierno popular, bajó un 3,1%. "Por lo tanto, la pobreza energética no es culpa del PP", recalcó.

Además, recordó que durante el mandato de José María Aznar bajó la electricidad un 5%, y que fue en 2005, con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, cuando "se disparó" el incremento de la tarifa de la luz.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento