La UE dice que España cerró 2013 seis décimas por encima del objetivo y una deuda del 93,9%

La oficina estadística comunitaria Eurostat confirmó este miércoles que España cerró 2013 con un déficit de un 7,1% de su Producto Interior Bruto (PIB), seis décimas por encima del objetivo fijado por Bruselas para el pasado ejercicio (6,5%), y aún una décima por encima sin contarla ayuda pública destinada a la banca, lo que dejaría una desviación del 6,6%.

La oficina comunitaria calcula que el déficit español se elevó hasta los 72.577 millones de euros en 2013, teniendo en cuenta las ayudas a la banca, que tuvieron un impacto del 0,5% del PIB en el desvío presupuestario.

España queda así aún lejos del camino marcado para que el país vuelva a respetar el máximo del 3% establecido en el Pacto de Crecimiento y Estabilidad europeo. Para llevar a cabo este reequilibrio en sus cuentas, España recibió una prórroga de dos años, de modo que debía cerrar 2013 en un 6,5%, para llegar al 5,8% en 2014, al 4,2% en 2015 y al 2,8% en 2016.

Además, la deuda pública española se elevó hasta los 960.676 millones de euros en 2013, lo que representa un 93,9% del PIB del país, que se eleva a 1.022.988 millones de euros, según la oficina estadística comunitaria.

Los datos publicados por Eurostat muestran también que el déficit se ha reducido en el conjunto de los países tanto de la zona del euro como de la Unión Europea, situándose en un 3% y un 3,3% de media, respectivamente.

Diez países fuera del límite

Diez países, han superado el máximo del 3% establecido en el Pacto de Estabilidad de Crecimiento: Eslovenia (14,7%), Grecia (12,7%), Irlanda (7,2%), España (7,1%), Reino Unido (5,8%), Chipre (5,4%), Croacia (4,9%), Portugal (4,9%), Francia (4,3%) y Polonia (4,3%).

Eurostat confirma así que Francia ha incumplido la meta del 4,1% establecida por Bruselas, para que el país prosiguiese la reducción del déficit hasta el 3,6% en 2014 y por debajo del 3% en 2015. Por el contrario, Luxemburgo logró un superávit del 0,1% y Alemania "se estableció en una situación cercana al equilibrio", según destaca Eurostat.

En cuanto a la deuda pública, la tendencia fue al alza tanto en los socios de la moneda única como en el conjunto de la Unión. En concreto, la deuda pasó de representar el 90,7% del PIB de los países del euro en 2012 al 92,6% a finales de 2013, mientras que en los Veintiocho la escalada fue del 85,2% al 87,1%.

La economía crecerá, según De Guindos

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado este miércoles que en 2014 y 2015 el crecimiento del PIB será de un 1,5% de media y ha recalcado que "todo indica que la economía española ha continuado con la recuperación en el primer trimestre del año".

De Guindos ha afirmado que por primera vez desde que comenzó la crisis habrá una "recuperación sostenida" y una creación neta de empleo que será "relativamente significativa" en un periodo de dos años. Para el ministro, "aún es un crecimiento clarísimamente insuficiente" dada la cifra de paro, pero es una cuantía "muy superior" a las de los seis últimos años de crisis.

Todos estos datos, ha dicho, constarán en la revisión del programa de estabilidad y el plan nacional de reformas que se enviará a Bruselas a finales de este mes.

En todo caso, De Guindos ha eludido dar una cifra concreta para cada uno de los ejercicios -en un principio el Gobierno maneja situar la subida del PIB este año en torno al 1%- y ha asegurado que "lo importante no es la décima concreta, sino que con dos años de crecimiento de media de 1,5% el comportamiento de la economía española es sustancialmente distinto".

Por otro lado, De Guindos, ha descartado un escenario de deflación en España y ha opinado que "lo que hace el Fondo Monetario Internacional es cubrirse" cuando habla de este riesgo "reducido" para la economía mundial. El ministro ha asegurado que no habrá una caída sostenida de precios en España (deflación), aunque sí una inflación reducida que tiene aspectos positivos.

Los motivos para rechazar este riesgo, entre otros, son el incremento de la demanda doméstica y la mejora de los indicadores de confianza de las familias, que "nos llevan a niveles previos a la crisis" y son superiores que los de otros países de la zona del euro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento