El chocolate ayuda a prevenir algunas enfermedades, según un estudio
El cáncer o la diabetes son enemigos del chocolate. ARCHIVO

Un compuesto del cacao tiene tantas virtudes curativas que podría comparársele con la penicilina y la anestesia en importancia para la salud pública, según un estudio divulgado por la revista Chemistry & Industry.

Según Norman Hollenberg, profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard (EEUU), se trata de la epicatequina, un compuesto en el brebaje de cacao natural que beben los indígenas de la etnia Kuna de Panamá.

La epicatequina puede encontrarse en cierto tipos de té, vino, chocolate y algunos tipos de frutas y verduras

Esa sustancia también puede encontrarse en cierto tipos de té, vino, chocolate y algunos tipos de frutas y verduras.

En un informe sobre sus investigaciones de la epicatequina, Hollenberg señaló que los indígenas Kuna consumen hasta 40 tazas de la bebida a la semana.

Como resultado, cuatro de las cinco enfermedades más letales, los ataques apopléticos, los paros cardíacos, el cáncer y la diabetes, se reducen a sólo 10% por ciento entre los miembros de ese grupo étnico.

"Si estas observaciones pronostican el futuro, entonces podemos decir sin temores que son las más importantes en la historia de la medicina", señaló.

"Estamos de acuerdo en que la penicilina y la anestesia son enormemente importantes. Pero la epicatepina podría librarnos de 4 de las 5 enfermedades más comunes en el mundo occidental", añadió.

El informe sobre el estudio cita declaraciones de Daniel Fabricant, un experto en nutrición, quien manifiesta que, aunque éste es el resultado sólo de observaciones, las conclusiones son tan impresionantes que plantean la posibilidad de que la epicatequina sea considerada una vitamina.

Las vitaminas son sustancias esenciales para el funcionamiento, metabolismo, regulación y crecimiento de las células y se considera que su ausencia en el organismo es la causa de algunas enfermedades.

"La relación entre un alto consumo de epicatequina y el menor riesgo de enfermedades letales es tan asombrosa que debería investigarse más aún. Es posible que esas enfermedades sean resultado de una deficiencia de epicatequina", agregó.

15 años de investigación

Para muchos kuna, es la única cosa que beben desde el destete hasta el día que mueren

Hollenberg lleva 15 años estudiando los efectos de la epicatequina en personas de edad avanzada de diversas culturas entre las que se encuentra la de los kuna.

Reconoce que se empezó a interesar por los kuna cuando descubrió que no desarrollan una alta presión sanguínea.

Pensó que podría deberse a una cuestión genética, pero comprobó que cuando migraron hacia el continente, la vida urbana occidental y moderna hizo que su presión sanguínea se elevara con la edad y "la hipertensión se volvió algo común".

Añade, además, que no debe pasarse por alto que "para muchos kuna, es la única cosa que beben desde el destete hasta el día que mueren".