El Ayuntamiento de Gandia asegura que indemnizará a las trabajadoras de las Escoletes pero no las readmitirá

El Ayuntamiento de Gandia (Valencia) ha anunciado este martes que indemnizará a las trabajadoras de las Escoletes, guarderías municipales, que fueron despedidas tras el proceso de privatización de la gestión de los centros.

El Ayuntamiento de Gandia (Valencia) ha anunciado este martes que indemnizará a las trabajadoras de las Escoletes, guarderías municipales, que fueron despedidas tras el proceso de privatización de la gestión de los centros.

El anuncio llega después de conocer una nueva sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Valencia que reconoce el derecho de las trabajadoras a ser indemnizadas y readmitidas. Sin embargo, pese a las diferentes sentencias judiciales, el consistorio ha asegurado en un comunicado que no las pueden readmitir ya que las plazas han sido "amortizadas".

"Acataremos la sentencia respecto a las doce trabajadoras y de esa manera las indemnizaremos, pero no se podrán readmitir ya que las plazas ya están amortizadas", ha manifestado la edil de Educación en el Ayuntamiento de Gandia, Marta Cháfer. Así ha hecho referencia a la decisión del gobierno municipal respecto a la última sentencia del Juzgado Social de Valencia que da la razón a las trabajadoras despedidas tras la privatización de la gestión de las guarderías municipales las Escoletes.

La titular de Educación ha indicado que se pagará a las trabajadoras "lo que exija la sentencia, entre 800.000 euros y un millón de euros". Cháfer ha defendido que el consistorio ha conseguido ahorrar un millón de euros al año con la nueva gestión privada.

"Cuando las Escoletes las administraba el anterior Gobierno generaban pérdidas de más de 1.700.000 euros al año que pagaba cada ciudadano de Gandia, tuviera o no tuviera hijos. El ahorro para las arcas del Ayuntamiento se sitúa, entonces, sobre el millón de euros. Un dinero que sirve para reducir el déficit de la ciudad".

Marta Cháfer también ha destacado la labor actual de las empresas privadas en las siete Escoletes: "Funcionan a la perfección, los padres están muy contentos con la nueva dirección y con la forma de trabajar de cada uno de los centros".

Psoe y compromís piden que se acaten las sentencias

Por su parte, el grupo municipal socialista ha pedido en un comunicado, responsabilidad al gobierno municipal para que "acabe con un proceso judicial contrario al Ayuntamiento que está generando un gran sufrimiento entre las afectadas y un importante agujero económico a los ciudadanos. Por cuarta vez, los jueces ratifican que el despido es totalmente injustificado y por tanto, improcedente, por lo que el Ayuntamiento tiene que readmitir a las 12 trabajadoras víctimas de los caprichos del gobierno del PP y pagarles los salarios desde el día que les obligaron a dejar el trabajo".

La concejala socialista, Liduvina Gil, ha pedido al gobierno municipal que pague "y devuelva su puesto de trabajo a unas personas que nunca lo tenían que haber pedido, como no se cansan de decir los tribunales". Desde el PSOE remarcan que cada vez que el Ayuntamiento vuelve a la justica "el proceso nos cuesta más dinero y genera un mayor sufrimiento entre las trabajadoras afectadas". Gil ha señalado que si la concejala de Educación, Marta Cháfer "tuviese amor propio, porque humanidad que hemos visto que no tiene, presentaría su dimisión".

En el mismo sentido se ha manifestado el concejal de Compromís per Gandia, Facund Puig, quien ha asegurado que es "vergonzoso que una administración pública intente buscar mecanismos para no cumplir una sentencia judicial". "Lo que tiene que hacer el Ayuntamiento de Gandia y concretamente, el artífice de la injusta decisión de despedir a las educadoras, Arturo Torró, es cumplir con la legalidad. Es decir, pagar las indemnizaciones y readmitir a las trabajadoras, sin más excusas ni dilaciones", ha manifestado Puig.

Desde Compromís han vuelto a insistir en que el proceso de privatización fue "desafortunado, innecesario y costoso". Puig ha asegurado en este sentido: "Denunciamos que los caprichos del alcalde están dañando a las trabajadoras y continúan arruinando la ya muy tocada hacienda municipal. Cuanto más tiempo tarde en readmitirles, mayor será el coste para el ayuntamiento de Gandia". Igualmente, han recordado que se trata de la cuarta sentencia judicial a favor de las trabajadoras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento