El Servicio de Salud licita el servicio de radioterapia en Ibiza y Menorca con un presupuesto de más de 17 millones

El Servicio de Salud del Govern balear ha licitado la concesión de la radioterapia para las islas de Menorca e Ibiza. Según han informado desde el Govern, el presupuesto asciende a 17.483.342,90 euros y se adjudicará por un plazo de siete años, prorrogable a diez.

El Servicio de Salud del Govern balear ha licitado la concesión de la radioterapia para las islas de Menorca e Ibiza. Según han informado desde el Govern, el presupuesto asciende a 17.483.342,90 euros y se adjudicará por un plazo de siete años, prorrogable a diez.

Con la implantación de este servicio en los hospitales de Menorca y de Ibiza, se garantiza que todos los ciudadanos de las Islas Baleares reciban una asistencia sanitaria de calidad y de proximidad. Así se hará posible que entre doscientos y trescientos pacientes sean atendidos en su isla de residencia, evitando desplazamientos a Palma para ser tratados. Se prevé que los primeros pacientes sean atendidos en diciembre de este año en el Hospital Can Misses de Ibiza y a finales de 2015 en el Hospital Mateu Orfila.

Según han explicado desde el Govern, el servicio de radioterapia integra un conjunto de actividades para satisfacer integralmente las necesidades asistenciales en áreas como la radioterapia conformacional tridimensional, la radioterapia guiada por la imagen o la radioterapia con modulación de intensidad, entre otras.

El servicio deberá estar dotado de un programa de mantenimiento autorizado, además de verificaciones de seguridad y de sistemas que sigan los protocolos de los organismos oficiales y de las sociedades científicas correspondientes, como la Sociedad Española de Física Médica.

Según han destacado, el precio del servicio se establecerá sobre bases capitativas, es decir, fijando la prima máxima por persona y año. Así, el precio anual del contrato se determina sobre la base de una cápita de 12,54 euros y 215.569 tarjetas sanitarias, de las cuales 129.622 corresponden al Área de Salud de Ibiza y Formentera. El pago a la empresa adjudicataria se iniciará en el momento en que comiencen a tratarse los primeros pacientes.

La empresa adjudicataria deberá asumir los riesgos de explotación del servicio y disponer de los recursos humanos y materiales, de las infraestructuras y de los equipamientos necesarios para prestar el servicio con eficacia, calidad y garantía. Por su lado, el Hospital Universitario Son Espases se encargará de coordinar los protocolos de tratamiento y de establecer los mismos parámetros de calidad que se aplican en dicho hospital.

En el nuevo Hospital Can Misses, el espacio destinado al servicio de radioterapia se ubicará en el nivel 300 del módulo C, para lo cual se están construyendo un búnker y el espacio diáfano anexo en la ampliación del edificio actual. El nuevo servicio permitirá la conexión y la circulación de camillas desde las plantas de hospitalización y del hospital de día hasta el acelerador lineal.

Antes de iniciar su actividad, el nuevo servicio deberá contar con todas las autorizaciones necesarias para aplicar tratamientos radioterápicos, incluidas las que dependen del Consejo de Seguridad Nuclear y de las autoridades sanitarias pertinentes. Cabe decir que la tramitación de las licencias y los permisos es responsabilidad de la empresa adjudicataria.

Por otro lado, la empresa adjudicataria debe comprometerse a registrar y suministrar periódicamente toda la información de carácter económico, técnico y asistencial que el Servicio de Salud le requiera. También estará obligada a presentar todos los años un plan de calidad, que debe ser aprobado por la administración sanitaria, y además deberá cumplir los objetivos de calidad establecidos anualmente, someterse a cuantas auditorías sean necesarias y elaborar una memoria anual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento