La Junta asume el sellado y control de los vertederos de Utrera y Lebrija adscritos a la Mancomunidad

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha suscrito un convenio de colaboración con la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir, formada por once municipios de Cádiz y Sevilla y en vías de disolución, para el sellado y el plan de clausura, seguimiento y control posclausura de los vertederos de Utrera y Lebrija. El pleno de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir, por cierto, vota este martes el documento definitivo de su expediente de liquidación, que contiene una deuda global de más de 42 millones de euros a repartir entre los once municipios.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha suscrito un convenio de colaboración con la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir, formada por once municipios de Cádiz y Sevilla y en vías de disolución, para el sellado y el plan de clausura, seguimiento y control posclausura de los vertederos de Utrera y Lebrija. El pleno de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir, por cierto, vota este martes el documento definitivo de su expediente de liquidación, que contiene una deuda global de más de 42 millones de euros a repartir entre los once municipios.

En concreto, el acuerdo afecta al Centro de Gestión de Residuos No Peligrosos Urbanos de Utrera y al Centro de Tratamiento de 'El Cornejil' de Lebrija y supone un compromiso entre las partes por un período de diez años en el que deberán redactar los proyectos, aprobarlos para su posterior licitación y adjudicación de las obras, tal y como recoge la amplia normativa ambiental vigente en este ámbito (Directiva 1999/31/CE relativa al vertido de residuos, el Decreto 1481/2001 de 27 de diciembre de eliminación de residuos y el Decreto 73/2012 de 20 de marzo por el que se aprueba el Reglamento de Residuos de Andalucía).

Según el acuerdo, la Junta de Andalucía se compromete a la ejecución de las obras de sellado de ambos vertederos y a aprobar también los proyectos, los correspondientes planes de clausura, seguimiento y posclausura. La Mancomunidad del Bajo Guadalquivir, por su parte, adquiere el compromiso de poner a disposición los terrenos que sean necesarios y facilitar los permisos. A las localidades involucradas corresponderá el desarrollo de los planes de clausura, seguimiento y control posclausura, asegurar el mantenimiento del sellado para que siga ejerciendo sus funciones, del correcto funcionamiento de la red de drenajes de aguas y otros vertidos y garantizar el crecimiento de la vegetación para así culminar el proceso de restauración ambiental.

Una vez sellados, clausurados y entregadas las actuaciones, el Ayuntamiento de Utrera y el Consorcio de RSU de Lebrija, El Cuervo y Las Cabezas serán los responsables de sus respectivas instalaciones y pasarán a ser titular de los mismos. Para garantizar el cumplimiento del acuerdo, ambas partes formarán una comisión de seguimiento, un órgano encargado de tutelar, desde la perspectiva de la colaboración y la cooperación, la aplicación del convenio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento