La Diócesis de Lugo, "preocupada" ante el anuncio de un 50% menos de ayuda del Xacobeo para abrir iglesias

Explica que el Xacobeo respondió de forma "negativa" a adelantar el convenio para tener las iglesias abiertas durante la Semana Santa

La Diócesis de Lugo muestra su "preocupación" por que se ha anunciado un 50 por ciento menos en la cuantía económica del convenio con el Xacobeo para mantener los templos del Camino abiertos a los peregrinos.

El acuerdo entre la Sociedad Anónima del Plan Xacobeo y la Diócesis de Lugo permite que las iglesias estén atendidas por personas desde el mes de mayo hasta septiembre. Este año, al pedir la renovación, se solicitó que entrase en vigor 15 días antes dada la cercanía de la Semana Santa, pero la "respuesta fue negativa", lamenta la Diócesis.

Las negociaciones para la renovación del convenio están en curso, pero, advierte, les ha sido anunciada una "rebaja" de la cuantía económica en un 50 por ciento con respecto al presupuesto del año pasado, lo que les llevaría a no poder abrir la mitad de las iglesias o bien a reducir a la mitad su horario de apertura.

Al respecto, la Diócesis muestra su "preocupación", porque "más allá de la imagen" de Galicia que se pueda ofrecer a la gente proveniente de tan diversos lugares, la entidad religiosa considera "prioritario el cuidado de todos los que hacen el Camino", que "deben poder encontrarse con las riquezas que ha depositado en él una tradición cristiana secular".

PRIORIDAD

Así las cosas, y ante las críticas por estar cerradas las iglesias, la Delegación de Santuarios y Peregrinaciones de la Diócesis de Lugo ha manifestado, a través de un comunicado, que los cientos de peregrinos que recorren el Camino suponen "una importante prioridad pastoral".

Al respecto, indica que son sabedores de que el peregrino "valora y agradece" que las iglesias estén abiertas, como lugares cargados de experiencia cultural, religiosa y específicamente cristiana.

Sin embargo, añade la Diócesis, "resulta imposible que los sacerdotes solos puedan mantener todas las iglesias que tienen encomendadas abiertas a diferentes horas". "Para llevar a cabo esta tarea son necesarias personas en las cuales depositemos nuestra confianza", subraya.

Y es que, añade, su tarea no sólo se reduce a abrir una puerta y sellar una credencial, sino la de "una acogida verdadera que escuche al peregrino y le asista en lo que necesite, lo que no se reduce a una información artística y cultural, pues el peregrino, que va haciendo paso a paso un auténtico camino interior, puede esperar con razón en cada iglesia una ocasión de encuentro con Dios, con Jesucristo, que enriquezca su propia vida".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento