Bárcenas, sobre las 'cajas B' regionales: "Ni supervisábamos ni queríamos saber"

El extesorero del PP Luis Bárcenas, en una imagen de archivo de febrero de 2013.
El extesorero del PP Luis Bárcenas, en una imagen de archivo de febrero de 2013.
GTRES

El extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas reconoció ante el juez Ruz de la Audiencia Nacional que su formación disponía de 'caja B' en "todas las provincias y regiones" que se destinaba a la financiación de las campañas electorales. "Suponíamos que en todos los sitios tenían", dijo en su declaración del pasado 10 de abril, para añadir: "Ni supervisábamos ni queríamos saber".

Respecto a los cargos encargados de gestiones estas 'cajas', Bárcenas indicó que normalmente las llevaba "el secretario regional del partido en cada sitio, y el tesorero del partido". "Vamos a ver... la realidad es que en cualquier provincia, en cualquier región de cualquier partido hay donaciones, especialmente cuando son campañas de índole municipal y autonómica", agregó, según refleja la transcripción íntegra de su declaración.

"Eso se plantea en todos los niveles de la organización. Se plantea a nivel nacional y eso sirve para que la campaña nacional tenga un plus de fondos que se pueden dedicar a determinadas acciones y se plantea en las sedes provinciales y las sedes autonómicas con un criterio similar en las campañas que les afectan a ellos", agregó.

"No se salva ningún partido, absolutamente ninguno", apuntó y explicó que hay gente que "sencillamente quiere colaborar con las personas que se presentan a las elecciones y contribuir a las campañas".

El extesorero se refirió a la existencia de esta contabilidad opaca en las sedes regionales 'populares' en respuesta a las preguntas formuladas por las fiscales Anticorrupción Concepción Nicolás y Concepción Sabadell.

"Por lo que usted sabía, por lo que a usted le constaba, las sedes regionales y en las sedes provinciales también debía de llevarse una contabilidad o unos papeles semejantes a los suyos, ¿es así?", preguntó Anticorrupción, a lo que Bárcenas contestó: "Así es".

Además, Bárcenas afirmó que los secretarios generales del partido sabían que existía la contabilidad paralela, y aunque en principio se mostró más cauteloso respecto a los presidentes de la formación, finalmente reconoció que también estaban enterados de ella. "Aparte de los condicionales, tanto el presidente como los secretarios generales —mantiene usted— eran conocedores de ese sistema, ¿verdad?", le preguntó el juez, a lo que respondió: "Conocían".

"Podría aportar muchas cosas"

Durantelas cinco horas de declaración, Bárcenas aclaró al juez que su intención ese día no era ofrecer al juez "nada en concreto", pero insistió en que si hay algo que pueda aportar a la causa, lo hará.

El juez le pidió si podía aportar una copia de un correo entre una notaría y el cajero del PP, Luis Molero, sobre la revocación de poderes del partido que, según Bárcenas, firmó en marzo de 2010, versión que se contradice con la de la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, quien dijo que en el verano de 2009 dejó su puesto y ella le revocó todos los poderes.

"Es que no quiero justificarme, pero podría aportar muchas cosas", respondió entonces Bárcenas al juez, y añadió que tenía "un volumen de documentación muy grande" en su despacho del PP. "Eran un montón de cajas que recogieron las personas que sacaron ese material de la forma en la que entendieron oportuno. Y ese material no lo tengo clasificado", añadió.

Contradice a Cospedal

Respecto a la versión de Cospedal de que en octubre de 2009 se revocaron sus poderes, insistió en que siguió representando al partido hasta marzo de 2010: "Yo no sé si he cometido algún delito, pero yo sigo firmando talones en el mes de octubre, en el mes de noviembre, en el mes de diciembre, en el mes de enero y en el mes de febrero", dijo.

Bárcenas reiteró al juez que la supuesta contabilidad 'B' del PP que registró en sus papeles manuscritos se corresponde a la realidad y negó que él sustrajera dinero de ella procedente de donativos para ingresarlo en sus cuentas de Suiza, donde llegó a acumular 48 millones de euros.

"No es posible materialmente que eso se produzca", afirmó al juez tras explicar que esos donativos iban visados tanto por él como por el también extesorero Álvaro Lapuerta, quien también controlaba esta contabilidad paralela: "Yo siento muchísimo que haya perdido la memoria, pero estaba absolutamente al tanto de todo", dijo respecto a Lapuerta.

Además, Bárcenas aseguró al juez Pablo Ruz que él personalmente entregó, en dos pagos, 200.000 euros al gerente del PP de Castilla-La Mancha, José Ángel Cañas, en 2007, un dinero que procedía de la empresa Sacyr y por el que Cañas firmó un recibí sin que él presionara. Se ratificó así en su declaración, que motivó la imputación de Cañas, que dijo ante el juez que si había firmado un recibí fue porque Bárcenas se lo había impuesto.

Bárcenas sostuvo, en cambio, que las fechas que aparecen en el recibí corresponden "sin duda" con los días en que Cañas se llevó el dinero, 100.000 euros cada vez, y que él lo recibió, en ambos casos, "unos días antes" de manos de "una persona que envían desde Sacyr", que lo entregó en un sobre. Sin identificar a la persona que entrega materialmente el dinero en la sede del PP, Bárcenas afirmó sobre el presidente de Sacyr, Manuel Manrique: "es la persona que me llama a mí por teléfono para plantearme que tiene ese dinero y que quieren entregarlo".

Sobre el motivo de la donación de ese dinero, y que según Bárcenas podría haber ascendido a 700.000 euros aunque él sólo se hizo cargo "de las dos primeras cantidades", el extesorero relató que él tuvo conocimiento del asunto a través de un responsable del partido, que le dijo: "Oye, habla, cuando la veas en el Senado, con María Dolores porque te va a plantear un tema relacionado con el señor Molina y algo relacionado con Toledo".

Bárcenassostuvo en su declaración que nunca habló con el exalcalde del PP, José Manuel Molina, sobre la adjudicación a Sacyr del contrato de recogida de basuras, que se firmó a finales de 2006, pero señaló que tenía conocimiento de que "Molina quería congraciarse con Cospedal porque no se llevaban demasiado bien" y que "una forma de congraciarse con ella era ofrecerle su ayuda para la campaña electoral".

El origen del dinero en Suiza

Respecto al dinero que llegó a acumular en bancos suizos, Bárcenas explicó que una parte era de operaciones comerciales de diversa índole, y otra (unos 5 millones de dólares) de inversores uruguayos que se lo entregaban en persona en Suiza para ingresar en sus cuentas e invertirlos en bolsa a cambio de una comisión del 3%.

Explicó que se citaba con ellos por indicación de su abogado en Argentina, Patricio Bel, en cafeterías y hoteles de Suiza, y que, aunque nunca supo sus nombres, los reconocía porque estaban solos en una mesa. "Hay una persona que, en un momento determinado, está sola en una mesa, se acerca uno: '¿no estará esperando a Luis Bárcenas'", dijo el extesorero para explicar la mecánica de las citas, a lo que el juez le preguntó: "¿Así se hacía siempre?". "Eso es", respondió el imputado.

Bárcenas atribuyó además el ingreso de varias cantidades en Suiza por medio millón de euros a una operación de compra de dos cuadros de Murillo y Juan van der Hamen, a medias con el también extesorero Rosendo Naseiro, que luego vendieron tras restaurarlos. El imputado mostró de nuevo su extrañeza de que el juez no cite a declarar a Naseiro en relación a estas y otras "múltiples operaciones" que ha hecho con él.

El extesorero desvinculó en todo momento a su mujer, Rosalía Iglesias, de las cuentas de Suiza en las que aparece su nombre, ya que, según dijo, ella firmó por indicación suya, y llegó a reconocer que él imita "bastante bien" la firma de su esposa.

El juez también le preguntó por dos entradas de dinero en una cuenta de Suiza desde otra de Nassau, que Bárcenas atribuyó a una intermediación en cuestiones agropecuarias para alguien de Argentina, pero se negó a dar su nombre para no causarle "ningún perjuicio".

Afirmó, de nuevo, que posee documentación sobre esta operación: "Tendría que tirar de archivo, esa documentación la tenía en mi despacho de Génova, en cajas, y fue un desastre cuando sacaron las cajas de ahí, tendría que localizar esa documentación que en estos momentos no puedo localizar", dijo Bárcenas, que está en prisión por este caso desde el pasado verano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento